Vender tu casa y seguir viviendo en ella: una práctica cada vez más extendida
07/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/200905-04-CONT-NUDAPROP-M24-1.mp3

Si bien es legal en casi todo Occidente, estas transacciones no son comunes en América Latina debido al desconocimiento de esta posibilidad. Conversamos con las fundadoras de NudaProp, empresa uruguaya que se dedica exclusivamente a este tipo de compraventas.

La posibilidad de vender un inmueble y permanecer en él se basa en la existencia de la llamada nuda propiedad. Este concepto permite dividir una propiedad plena en dos derechos: el de nuda propiedad y el de usufructo. Un propietario puede vender su terreno, vivienda o campo, y conservar su derecho de uso por un tiempo determinado o de por vida.

La normativa lo permite en casi todos los países de Occidente, pero el desconocimiento provocó que casi no se emplee en Latinoamérica, a diferencia de su extendido uso en Europa.

Movidas por el interés de desarrollar esta modalidad en Uruguay, dos jóvenes fundaron hace tres años la compañía NudaProp, plataforma que reúne y gestiona las necesidades de oferentes y demandantes de este especial mercado.

«Me comentó una amiga de mi madre, que es italiana, que quería vender la nuda propiedad y ahí tomé conocimiento de esta fantástica modalidad en la cual tanto para el vendedor como para el comprador hay un beneficio», dijo a Sputnik Constanza Boix, socia fundadora de la empresa.

«Para nosotros esa novedad debería de tener mayor difusión porque significa una mejora económica por el ingreso extra a partir de la rentabilización de la propiedad. Y por otro lado es accesible para inversiones en propiedades a precios más bajos», agregó.

«Nosotros empezamos focalizándonos mucho en poder ayudar a las personas más grandes a mejorar su calidad de vida. La solución nuestra es para jubilados que venden, conservan su hogar por un plazo y para jóvenes que puedan invertir a precios más accesibles y esperar ese plazo», resaltó la también fundadora de NudaProp, Valeria Delfino. Sin embargo, potencialmente la herramienta puede ser utilizada por personas de cualquier edad.

Según explicaron a Sputnik, el precio de las propiedades se determina en función de distintas variables, en las que la edad es central, especialmente en casos de usufructuarios vitalicios. Además se considera la localización, el valor regular del inmueble y el margen de rentabilidad del inversor.

Esto y más en Contante y Sonante.