Valeria Caggiano: episodio de ayer en el Parlamento pone de manifiesto la violencia estructural a que las mujeres nos vemos expuestas cotidianamente
03/06/2020
17041

Entrevistada en InterCambio la activista Valeria Caggiano, integrante de la Intersocial Feminista, habló de la violencia contra las mujeres en nuestro país a la luz del recrudecimiento de agresiones mortales en los últimos días.

Caggiano recordó que desde las organizaciones feministas “hace tiempo venimos haciendo ese análisis” en el sentido de que en el seno de las instituciones del Estado parece no entenderse la gravedad del asunto.

Entonces año a año “se repiten los puntos” de reclamo de acción estatal más enérgica para educar contra la violencia machista, disuadirla y prevenirla, pero es “como que estamos en el mismo lugar”, disponiendo aún el Estado “una red de servicios que no es suficiente y tiene sus fallas”.

Lamentó “ese episodio de ayer” sucedido “en el Parlamento” contra las legisladoras frenteamplistas Verónica Mato y Susana Pereyra, hecho que “pone de manifiesto la violencia estructural a que las mujeres nos vemos expuestas cotidianamente”, lo que se repite a diario “sin importar en qué condiciones socioeconómicas” estén “ni qué nivel educativo tengamos”.

La entrevistada recordó además que también cotidianamente, el mercado de trabajo suele no reconocer a muchas mujeres su formación y aptitudes a la hora de contratar personal, promover ascensos y ponderar remuneraciones.

Persisten así en Uruguay “las brechas salariales”, al punto de que “las mujeres cobramos en algunos puestos de trabajo sueldos mucho menores que los varones”, tanto menores que por la vía de esta diferencia salarial “regalamos entre 80 y 90 días al año” de trabajo respecto de los varones.

Asimismo las mujeres son “el sostén de la vida” familiar y en definitiva, nacional porque “nos hacemos cargo de una segunda, tercera jornada laboral” que implica “el trabajo no remunerado a la interna de nuestros hogares y a la interna de nuestras familias”, más las actividades sociales que asumen por la familia, como asistir a “las comisiones de fomento”.

Entre las varias materias pendientes del Estado con esta desigualdad, se ubica “la consolidación del sistema de respuesta” a las violencias, que “no se ha venido trabajando en esa línea, y desde hace ya un tiempo”, reclamó.

Caggiano también pidió que al dato de “baja de denuncias” por violencia de género desde el inicio de la emergencia sanitaria en nuestro país, “no lo tomemos como un indicador directo de que el problema ha disminuido” ya que solo expresa mayores dificultades de las mujeres para poder denunciar.