Una trabajadora del transporte de carga y una investigadora biológica hablaron de sus realidades sociales como mujeres en el marco del 8M
09/03/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/03/20200309-MESA.mp3

Entrevistadas en InterCambio la trabajadora del transporte de carga Viviana Núñez, militante sindical del Sutcra, y la académica Sofía Fernández, investigadora del Instituto Clemente Estable, hablaron sobre sus experiencias de ser mujeres y ganarse los espacios de trabajo, estudio y activismo, en el marco del Día Internacional de la Mujer, celebrado ayer.

Fernández contó que también en su ámbito de desempeño sucede muchas veces que “los hombres hablan por arriba de las mujeres, no las dejan hablar en los temas de su expertise” específico, siendo un ejemplo no dramático ni grave de las muchas formas de menosprecio a las mujeres y de la hegemonización masculina, en este tipo de casos, relativos a la palabra.

En cuanto a la carrera académica, explicó que “las mujeres arrancan siendo más en los cargos más bajos” y al ir subiendo “se invierte de manera grosera” esa relación. Ese tipo de evolución “está muy claro en la Universidad, en el Sistema de Investigación, en la ANII”, señaló.

También ocurre, como en tantos otros ámbitos y sectores de actividad, que “las mujeres tienden a producir menos” porque existen “unas trabas” de hecho a su desarrollo tanto en la dinámica interna de la academia como en la distribución de roles en el hogar y familia. Sin embargo, exclusivamente “esto no explica la gran diferencia que hay en los cargos más altos”.

Y si bien “la maternidad es lo que nos tocó” como rol determinado por la Naturaleza, al menos durante el primer año desde el parto, “la cosa es que eso no se mantenga en los años” sino que “sea ese año” solamente. Pero lamentablemente para Fernández, ese rol y el trabajo consiguiente “se expande en los años siguientes” y la consecuencia profesional de ello “se ve en una productividad” significativamente “menor” que la de hombres.

La investigadora destacó que “la Universidad está tomando políticas que no existían” en materia “de denuncias” y asuntos “a seguir” referidos “a acoso”, dado que claramente “bajo acoso es imposible avanzar en tu carrera”, constituyéndose en “otro problema que suma al ´techo de cristal´” que frena el desarrollo de miles de mujeres en sus respectivas actividades.

Núñez, por su parte, subrayó que en su rama de trabajo y en el movimiento sindical en general “hemos logrado también con la lucha (…) ir revirtiendo todo ese tipo de cosas” y lo ejemplificó en el hecho de que “las compañeras que están sentadas en el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT tengan voz y voto” allí, en la dirección nacional de movimiento sindical uruguayo.

En lo más acotado de “mi sindicato”, el Sutcra, “soy su primera dirigente mujer” y esto “también lleva una evolución” que comprende necesariamente “una lucha y un recorrido de otras compañeras que estuvieron antes que yo”, así como también de “un grupo de compañeros” hombres “que tuvieron esa amplitud para que yo esté sentada” allí.

La activista sindical puntualizó que para ganar espacios en cada ámbito, en el devenir cotidiano “las mujeres tenemos que ser firmes y dar las discusiones” que consideren necesarias.

Acerca del largo plazo de la igualación social entre sexos, “habría que meterle un poco más de pienso a cómo educar a nuestros niños” ya que en la sociedad “todo radica en la Educación” y ésta debe impartirse “desde niños” en materia de equidad e igualdad, enseñándoles desde la más temprana edad que “no hay trabajos para hombres y para mujeres”. “Ahí tenemos que meterle el foco” y junto con esto, promover desde el sistema educativo que “ese niño o niña haga lo que quiere hacer” como actividad.

Respecto del trato a las mujeres en su rubro, la trabajadora y activista confirmó que “hay acoso” como un problema real, al punto de que “hay patrones que se han llegado a meter en el baño de las trabajadoras”.