EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Puentes

Trostchansky, del sector de Amado: apoyo a candidatura de Martínez “va a aportar al triunfo del gobierno progresista, que debe seguir avanzando”
21/10/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/10/20191021-TROSTCHANSKY.mp3
Descargar Audio

Entrevistado en InterCambio Julio Trostchansky, integrante de la Lista 9 que encabeza el referente batllista Fernando Amado y apoya la candidatura presidencial de Daniel Martínez desde el sublema ´Progresistas´, habló de la propuesta que su sector acordó con el presidenciable para reformar aspectos del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) en el próximo gobierno del Frente Amplio (FA).

Trostchansky explicó que se trata de una iniciativa para “avanzar” en el desarrollo “del SNIS” y que es una parte de otros dos “acuerdos” con Martínez referidos a las áreas de “Cultura” y “Tecnología e Innovación”.

El acuerdo para el área “Salud” refiere al llamado coloquialmente “´corralito rural´”, es decir el régimen de “movilidad regulada” de usuarios entre prestadores sanitarios, e implica que “se debe ir eliminando” para ir “dotando al usuario” de un grado “cada vez mayor de decisión” respecto de “dónde atenderse”. Recordó que “ahora se restringe” esa posibilidad a “un mes al año”, que además “no es el mes adecuado” por el momento del año.

Sobre el riesgo de incremento de la “intermediación lucrativa” en torno al negocio privado de disputa de usuarios, el candidato a suplente de Amado en el Senado dijo que “el SNIS está suficientemente estable, maduro, robusto para que no se produzcan cambios” que afecten negativamente “la salud” financiera “de las instituciones” privadas de asistencia médica.

El cambio propuesto debe hacerse generando “garantías para que el proceso sea legal, rápido, sencillo (…) que sea progresivamente a lo largo del año (…) con ciertas condiciones (…) hay que elegirlas, decidirlas”.

Consideró que “falta que alguien controle” el cumplimiento de las metas asistenciales por cada mutualista, lo que supone “solidificar el papel del Ministerio y de la Junasa como regulador” del SNIS y su “papel de fiscalizador (…) que defienda al usuario de cosas que no se cumplen”.

Acerca de ASSE destacó que “hoy atiende a 1.200.000 personas” y por esto “es un jugador muy importante” del SNIS. Añadió que “este último tiempo con Marcos Carámbula al frente” del prestador estatal “nos da la razón” en cuanto a que “se podía emprender un camino de mayor profesionalización”.

Criticó que el prestador púbico sigue estando “muy centralizado en Montevideo” pero subrayó que en general “ASSE ha avanzado de por sí en muchos lugares”. Por ejemplo “tenemos hospitales que son ejemplo asistencial (…) en los que el sector privado se tiene que reflejar”. “En muchos aspectos supera la asistencia del sector mutual”, por lo tanto “se trata de uniformizar” esa calidad “y darle (…) la misma capacidad” a toda su estructura, tanto en lo funcional y asistencial como en lo territorial.

Sobre el apoyo del sector que integra junto con Amado a la candidatura presidencial de Martínez, el entrevistado resaltó que ello “ha enriquecido el propio proceso del FA (…) le ha dado una amplitud (…) que se veía como una cuestión básica hacia el proceso electoral”.

Al mismo tiempo, “en lo interno nuestro sector ha sido muy bien recibido por la estructura frenteamplista”, dándosele “espacio político” para realizar “autocrítica” de aspectos del gobierno frenteamplista, diciendo con libertad “lo que se tenga que decir en el marco del respeto necesario”.

Esta incorporación entonces “va a aportar al triunfo del gobierno progresista, que debe seguir avanzando”. “La idea nuestra es sumar” generando “una bancada progresista más amplia que la del propio FA”.

Puntualizó que “jamás podríamos estar” compartiendo un proyecto con el bloque conservador, donde además hay ahora un sector con “mirada autoritaria” como Cabildo Abierto, un “partido propiamente militar”; donde lidera “un candidato” como (Luis) “Lacalle” que “viene de una posición conservadora” tradicional como la del Herrerismo; y donde otro “candidato” como Ernesto Talvi aspira a que Uruguay sea como Chile.

A la figura del también candidato Guido Manini Ríos la observa con “mucha preocupación” debido a su “planteo autoritario”, su visión de “Estado represivo en todas sus consignas” y por contar en sus filas con “militantes acusados de carceleros en centros de detención” durante la dictadura y “militantes con ideas filonazis”, sobre quienes debemos “preguntarnos si quieren una Nación con Z”, reflexionó Trostchansky.