EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Info24 Mediodía

Trabajadores de la Biblioteca Nacional denuncian situación que pondría en duda la continuidad de los servicios
26/09/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/09/PANDIKIAN-web.mp3
Descargar Audio

La Biblioteca Nacional reinauguró su Sala Infantil y Juvenil que había sido cerrada en 1985 bajo el gobierno de Julio María Sanguinetti.

En la ocasión un grupo de trabajadores afiliados a la Asociación de Funcionarios de la Biblioteca Nacional realizaron una intervención con diferentes expresiones entre las que se destacaba la entrega de un marca-libros con una proclama redactada como un cuento infantil donde se leía: “Érase una vez una sala infantil, muchos funcionarios y una biblioteca que abría todo el día. Hoy abre sus puertas pero sólo dos veces por semana y pocas horas. Sólo dos funcionarias para todo, sin presupuesto ni objetivos claros”.

Info24 se comunicó con la Licenciada en Bibliotecóloga Cristina Pandikian que es Jefe del Departamento de Conservación Bibliográfica y coordinadora del sindicato que, si bien se congratuló de volver a tener este servicio hizo hincapié en la escasez de personal. En ese sentido asegura que de 230 funcionarios que había en 1981 ahora hay sólo 80. De la cantidad de bibliotecólogos disponibles contó que son 18 cuando en la década del ochenta había 50 profesionales más.

A pesar de esta realidad los trabajadores afirman que no están en conflicto, pero sí en lucha porque hay servicios que, por licencias médicas o anuales, muchas veces deben interrumpirse.

Entre los reclamos se encuentra la falta de espacio para disponer en condiciones los materiales que ingresan, para lo que han solicitado un local alternativo sin obtener respuesta de ninguna de las administraciones.

A su vez puso el énfasis en el estado de conservación de los materiales y la irregularidad que supone que un mismo trabajador cumpla dos funciones de dirección.

En la inauguración no estuvo presente la Ministra de Educación y Cultura la Dra. María Julia Muñoz, lo que lleva a los trabajadores a interpretar falta de interés en el trabajo que llevan a cabo y en los reclamos planteados.

En tanto la directora de la institución, Esther Pailós, afirmó que las denuncias de los funcionarios no se ajustan a la realidad y que la falta de espacio y de personal es un problema “endémico” en “todas” las bibliotecas. Asimismo, respecto de la aseveración del sindicato sobre la doble función de algunos funcionarios, que actuarían como “jefes” de más de un departamento, Pailós aseguró que “jefe hay uno solo” en cada sección y que lo que se hace es rotar a los directores en los diferentes departamentos para que tengan una “visión macro” de la institución.