Tenemos un ministro de Educación que no sabe cómo funciona una escuela, dijo el consejero de Primaria, Pablo Caggiani
16/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/20200716-CAGGIANI-VIVO.mp3

Tras la comparecencia a la comisión de Educación del Senado por parte del ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, luego de sus cuestionamientos por el gasto del servicio de alimentación escolar, el consejero de Educación Primaria, Pablo Caggiani, sostuvo que el jerarca no interpretó adecuadamente un expediente del 2015 que refiere a la diferencia entre la cantidad de menús que se planifican y la asistencia de los niños a la escuela al día siguiente.

Este lunes compareció el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, las autoridades de ANEP, del Consejo de Primaria, además de miembros del programa de alimentación escolar, a la comisión de Educación del Senado, a pedido de la legisladora por el Frente Amplio Carolina Cosse, tras las declaraciones del ministro donde señaló en entrevista al semanario Búsqueda, el 4 de junio, que había que revisar el gasto de la alimentación escolar y si el uso de este servicio debía ser para todos.

“Esto se da de frente con lo que ha sido el programa de alimentación escolar de Primaria de los últimos 100 años. La alimentación está asociada a una propuesta educativa y además las propuestas que tienen más de cinco horas de duración tienen asociada alimentación, sea copa de leche, o almuerzo o merienda, o ambas”, explicó Caggiani.

“Esto fue lo que la comisión del senado ratificó, que debía mantenerse. Que no debía tocarse. Este es el principal resultado de la convocatoria a la comisión”, sostuvo.

El consejero informó que asistió a un “berrinche” del ministro ya que tuvo que desdecirse de lo dicho al semanario, mientras leyó un expediente – que es del 2015 – con cifras de “inconsistencias entre la cantidad de menús que tenía alguna escuela (…) y las asistencias”.

“Ese expediente es de Primaria. Ese es un control que hace Primaria y que tiene que ver con el funcionamiento de los comedores que a veces cuesta entender desde afuera. Si usted tiene que resolver la comida de 300 niños de una escuela, usted tiene en el mes 300 menús por 20 días, es decir que tiene 6 mil menús. Si usted piensa en cuánto va a cocinar para cada día, usted tiene que cocinar para la asistencia media en ese momento del año. Ahora, el niño puede ir o no. Las asistencias varían mes a mes. En invierno hay más inasistencias”, aclaró Caggiani.

Para el consejero de Primaria, lo que leyó da Silveira es la diferencia entre las asistencias de los niños y la cantidad de menús que se pidieron. “Eso es un expediente de Primaria que advertía que había que ajustar esas diferencias entre lo que es el requerimiento del programa de alimentación escolar y lo que es la asistencia de los niños” acotó.

“Tenemos a todo el sistema cuestionado porque un ministro de educación que no entiende cómo funciona una escuela, leyó un expediente y no entendió la diferencia entre planificar el almuerzo del otro día y pasar la lista al otro día”, añadió.