EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Sólo 48 personas accedieron al subsidio de 50% del alquiler con Contaduría; 11.000 potenciales beneficiarios quedaron afuera
25/06/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/06/200625-ETCHEVERRY.mp3
Descargar Audio

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS.

Entrevistada en InterCambio la diputada frenteamplista Lucía Etcheverry habló de la medida oficial para subsidiar el 50% del alquiler de vivienda a quienes utilizan la garantía de la Contaduría General de la Nación.

Etcheverry explicó que junto a la también representante del Espacio 609 Margarita Lifschitz “hicimos un pedido de informe” para poder “hacer un seguimiento de esta medida” anunciada a inicios de Abril por el presidente, Luis Lacalle, al observar que la misma “no estaba implementándose”.

Fue así que “nos encontramos” con que la implementación efectiva “se resolvió casi a fines de Mayo”, por lo tanto “mucha de la gente que necesitaba” de ella “no tuvo mecanismos” disponibles en tiempo y forma.

De hecho, ejemplificó la legisladora, “la respuesta la recibimos ayer” miércoles 24 de Junio y “esto se resolvió el 21 de Mayo”. Lo concreto es que la abrumadora mayoría de quienes lo necesitaban “no tuvieron el subsidio, ese apoyo del 50%” anunciado por el titular del Poder Ejecutivo.

En rigor y “de acuerdo al informe” recibido ayer por las parlamentarias, “fueron 50 solicitudes” apenas las recibidas efectivamente por el Estado, “de las cuales se pudieron agendar 48” para ser acogidas en el beneficio.

Con la excesiva dilación temporal para instrumentar la medida, otro factor determinante de la bajísima cantidad de solicitudes es que el mecanismo “abarcó solamente a los privados” que están registrados “por planilla”.

“La medida fue reduciendo el alcance en virtud de los requerimientos que estableció” y al menos “11.000” potenciales beneficiarios del subsidio quedaron sin acceder a éste, personas que conforman una casuística amplia.

La entrevistada habló después del capítulo de la Ley de Urgente Consideración referido a alquileres y desalojos, en donde se transmite “una señal que va en una sola dirección y son los propietarios”. “Esto fortalece una negociación asimétrica” entre inquilino y propietario, criticó el punto.