EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Todo Por La Misma Plata

Sindicato Médico y Nada Crece a la Sombra proponen al gobierno batería de acciones para minimizar riesgo de contagio de Covid-19 en cárceles
16/04/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/04/20200416-MatiasSuarez.mp3
Descargar Audio

Entrevistado en InterCambio el vocero del Sindicato Médico (SMU), Matías Suárez, habló de las condiciones en que están los presos y el personal que trabaja en el sistema penitenciario y explicó las medidas que el SMU y la organización Nada Crece a la Sombra proponen al gobierno para mitigar la situación y minimizar el riesgo de contagio de Covid-19.

Suárez explicó que “nosotros, con Nada Crece a la Sombra (…) encontramos que (la pandemia y sus efectos crean) un problema crónico, que puede agravar la Salud” de la población carcelaria y del personal que trabaja en las cárceles, además de que complica mucho los traslados y movimientos de personas vinculadas al sistema penitenciario en general.

Para minimizar los riesgos de contagio de Covid-19, “proponemos tanto al Ministerio de Salud Pública como al Ministerio del Interior” la implementación de “las cinco medidas” que ya había presentado el SMU: “el aislamiento social”, “los equipos de bioseguridad”, “que el personal (de Salud) con menos consultas pueda redistribuirse entre los sectores más complejos y también la telemedicina”, dispositivo éste que primero “hay que adaptarlo al sistema carcelario”, enumeró el entrevistado.

Asimismo, aspiran a que “se les pueda hacer” a todos los reclusos una “evaluación en el ingreso” a cada centro penitenciario “y que se busquen alternativas” para el cumplimiento de penas según las situaciones. En la labor diaria en cárceles observan que “la descoordinación es el problema central” y allí “vemos un problema en el que podemos aportar también”.

Otra iniciativa del SMU y Nada Crece a la Sombra apunta a que “todo el personal y las personas privadas de libertad tengan la mascarilla” puesta en forma “permanente” y que todos sean instruidos para usarla eficazmente.

Suárez también se refirió a los centros de reclusión para adolescentes y alertó que allí “las condiciones son similares” a las cárceles de adultos, es decir que “son centros de tortura más que nada”, en donde “las personas están muy expuestas”. Proyectó que para superar esta realidad “habrá que ir” hacia “un lado en el que cambie todo”, porque si no, “no cambia”.