Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS
Si el Programa Mejoramiento de Barrios pasara a la OPP no quedaría ningún trabajador en la unidad, dijo la ministra Moreira
13/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/20201113_PMB.mp3

Entrevistadas en InterCambio Leticia Dibarboure y Ana Natalia Xavier, trabajadoras del Programa Mejoramiento de Barrios (PMB) del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, recordaron la relevancia de esta unidad ejecutora y explicaron cómo la golpea el actual cese de contratos.

Las entrevistadas primero explicaron de qué se ocupa el PMB y cómo actúa mejorando las condiciones de hábitat en barrios precarios y asentamientos. “Actualmente son 16 los proyectos que se harían en el quinquenio” en tanto que con “24 no sabemos qué va a pasar”, advirtieron. De 157 contratos de trabajo, se renovarían 94, quedando cesantes 63 personas, con la pérdida correspondiente de experiencia acumulada en más de 10 años de labor.

Y si bien “obviamente nos preocupa nuestro trabajo”, en igual o mayor medida “nos preocupa” la interrupción de hecho de “los proyectos que llevamos adelante”, explicaron Dibarboure y Xavier. “Esta reprogramación es de locos, pone en riesgo mucho de lo que se ha hecho” y lo pondrá de varias formas, como la frustración de las expectativas de los vecinos de varios asentamientos para ser realojados y el deterioro de las obras que serán paralizadas, con lo que “puede generar más gasto esa postergación”.

Sobre la reducción de objetivos que implican las reprogramaciones y ceses de contratos, las autoridades del Ministerio de Vivienda admitieron a los trabajadores que “ellos están atados de manos por el planteo presupuestal” del Poder Ejecutivo, “que los excede” sin que la cartera pueda impedirlo.

Les explicaron que “el mandato” del Gobierno “es que debe caer el 40% de los vínculos contractuales del Estado en este tipo de vínculos”. Ambas, como otros trabajadores del PMB, están contratadas a través “del PNUD”.

Todavía más, “en el caso” de que el PMB “pasara a la OPP, no quedaría ninguno” de los trabajadores en la unidad, les informó la ministra Irene Moreira al explicarles por qué ella misma no estaba en condiciones de confirmarles siquiera cuántos funcionarios quedarían efectivos en el PMB.

Las entrevistadas graficaron la importancia social del PMB señalando que son unas “5.300 las personas que están viviendo en asentamientos” y que están “directamente afectadas” por el capítulo del PMB que administra la Intendencia de Montevideo. Y añadieron que el total de ciudadanos sobre los que incide el PMB, asciende a aproximadamente “50.000” personas.

Alertaron además contra la pérdida que las reprogramaciones generarán en “toda la articulación que hacemos” desde el PMB “con servicios” públicos que “antes no llegaban” a los asentamientos y barrios precarios atendidos.