Senador Cepeda: «Prisión de Uribe marca un cambio de época en Colombia»
07/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/200805-02-TELE-IVAN-CEPEDA-1.mp3

«La Corte ahora debe examinar si es procedente seguir practicando pruebas o si las que existen ya son suficientes para hacer un llamamiento a juicio a Álvaro Uribe», dijo a Sputnik el senador Iván Cepeda, figura clave en la causa que concluyó con la prisión domiciliaria del expresidente.

«La investigación que realizó la Corte tiene literalmente una montaña de pruebas, documentos, testimonios, grabación, interceptación de celulares y medios de comunicación, toda clase de visitas e inspecciones judiciales, un trabajo monumental», destacó el legislador y líder del Polo Democrático Alternativo.

Cepeda contó que en la mañana de este miércoles 5 lo notificaron del fallo, «esa sola decisión tiene 1.554 páginas». Por estos elementos y «la conmoción pública» que se provocó, el entrevistado cree que las autoridades judiciales deben resolver en «los tiempos más acelerados posibles porque cada cosa de estas es un traumatismo en la vida política y social».

Para el senador Cepeda, el martes 4 de agosto debe ser recordado como «un día importante porque se ha tomado una decisión judicial inédita en nuestra historia, y es contra un hombre poderoso, tal vez el político que ha tenido la mayor influencia en las últimas dos décadas, que ha sido sometido a una medida de privación de libertad en su domicilio».

Desde la perspectiva de Cepeda, esto «muestra que la Justicia colombiana no tiene ninguna clase de límite en términos de ser coaccionada o intimidada por el poder político. Creo que esa es una decisión que hay que celebrar en términos democráticos».

Más de 300 causas

Álvaro Uribe, presidente entre 2002 y 2010, acumula un récord de más de 300 denuncias. De este total, unas 60 se llevan adelante «en la Justicia ordinaria y tienen que ver con hechos cuando él no era Presidente de la República».

Sin embargo, 80% sí se vinculan con su gestión presidencial. «En la instancia que define si se hace investigación a los expresidentes, Uribe tiene más de 250 denuncias. Ninguna había prosperado y ahora con esto yo creo se abre una posibilidad para que otras empiecen a tener resultados», expresó Cepeda.

Más allá de los distintos ámbitos en los cuales está acusado, en la mayoría de los expedientes se repiten los motivos. «Es una cadena interminable de escándalos, revelaciones, situaciones en las que aparece el propio Uribe y su entorno político ligados a personajes del mundo del hampa, narcotráfico y paramilitarismo».

Cepeda consideró que la decisión de la Corte significa «un golpe muy duro para el partido político del senador y también para el actual Gobierno, porque el estilo político del Centro Democrativo de Uribe es que su centro gravitacional era el caudillo. Y una vez que la Justicia lo cuestiona severamente, obviamente todo el resto del espectro político se conmociona».

El caso y su contexto

La causa en cuestión comenzó en 2014 durante un debate en el Congreso en el cual Cepeda acusó a Uribe de tener nexos con grupos paramilitares y narcotraficantes.

Sostuvo que junto con Santiago, su hermano menor, fundaron el Bloque Metro en el marco de las ilegales Autodefensas Unidas de Colombia. De hecho, Santiago Uribe permanece arrestado desde 2016 por la creación de otro grupo paramilitar llamado los Doce Apóstoles.

El senador de izquierda explicó que en 2011 recibió el testimonio de dos personas que habían estado en una «hacienda de los Uribe» para crear un grupo paramilitar. A partir de allí recabó más elementos, que fueron los que expusó en aquel debate del Senado en 2014.

En respuesta, el exmandatario lo demandó bajo el argumento de que había manipulado a los testigos para incriminarlo. Pero en 2018 la Corte Suprema de Justicia desestimó el caso, y paradójicamente entendió que había elementos para investigar al propio denunciante por «la presentación de 22 testigos falsos que fueron uno por uno fueron refutados por mi defensa», resumió Cepeda.

Cambio de época

«Creo que estamos viviendo tiempos de cambios que tienen un sentido de cambio de época. Y creo que el hecho que ha cumplido el papel de detonador es el acuerdo de paz de 2016 que ha liberado una serie de fuerzas políticas y generado una reconfiguración del mapa político», resaltó el político colombiano.

Desde su perspectiva, el acuerdo «se ha venido consolidando no sin problemas pero como todo proceso que busca pasar de la guerra a la paz es contradictorio y difícil».

Consultado sobre las conclusiones personales de estos hechos que lo tienen como protagonista directo, siendo considerado un «héroe» por unos y «enemigo» por otros, Cepeda aseguró que asume su posición en el tema «con total serenidad».

Entre otras cosas porque, tal como recordó, «mi padre, que era senador de la República, fue asesinado hace más de 25 años. Durante este tiempo he desarrollado una intensa labor judicial con relación a su causa, así que estoy preparado para asumir toda clase de situación, por más tensas y difíciles que sean».

Este 9 de agosto se cumplen los 26 años de la ejecución del senador Manuel Cepeda, expresidente y secretario general del Partido Comunista Colombiano, a manos de agentes del Estado y paramilitares. Lo balearon en la localidad de Kennedy, al suroeste de Bogotá, cuando se dirigía al Congreso para un debate acerca de la adhesión de Colombia al Protocolo de Ginebra, con el que se buscaba una mayor protección de la población civil en el marco del conflicto armado colombiano.