Santiago Soto: el gobierno podría haber explorado otras alternativas como diferir el pago de servicios públicos; mucha gente dejar de recibir ingresos
20/03/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/03/20200320-SOTO.mp3

Entrevistado en InterCambio el ex subdirector de la OPP Santiago Soto, habló de los “absolutamente insuficientes” anuncios de contenido económico realizados por el gobierno en la noche de ayer jueves 19.

Soto destacó que con esta última presentación pública del gobierno anunciando algunas medidas para empresas y ampliación del seguro de paro, “se cambió un poco la pisada” respecto de “la conferencia” de prensa “muy compleja” del miércoles, en la que “la ministra de Economía quedó muy desautorizada” al punto de generar “una conferencia fallida”.

El ex jerarca de la OPP resaltó el hecho de que entre ambas presentaciones oficiales, mediaron una horas durante las cuales la Intersocial, el PIT-CNT y el Frente Amplio (FA) presentaron sendas baterías de medidas y propuestas de corte programático para enfrentar las consecuencias socioeconómicas que ya está produciendo la emergencia sanitaria.

A mucha gente “le cayó la ficha”, con el paso de los días, del “impacto en la actividad económica” y recién “ayer el gobierno empieza a corregir” una inquietante inacción previa. En todo caso, al compararlo con las medidas tomadas por otros países, lo anunciado ayer es “absolutamente insuficiente, además de no presentar un plan” aun ante la obviedad de que “la situación económica va a seguir deteriorándose”, al menos en los meses siguientes.

Con la misma lógica, el gobierno “erra” al ratificar los aumentos de precios de las tarifas de los servicios públicos, dándole la espalda a toda “la gente” de amplios sectores de la sociedad que “está viendo que sus ingresos caen en forma dramática”, que son “miles” y entre ellos, “los cuentapropistas”.

El economista anotó que el gobierno “podría haber explorado otras alternativas” como “diferir el pago de los servicios públicos” o por lo menos que “se flexibilice la fecha” de vencimiento. “Muchos países han tomado medidas mucho más agresivas” e “importantes”, hasta Chile, cuyo “gobierno de corte absolutamente conservador y liberal” dispuso “casi 5 puntos del Producto” Interno Bruto para ser “volcados directamente no solo a las empresas sino a las personas a través de (…) bonos”.

Ahora, en nuestro país, “mucha gente deja de recibir sus ingresos” y el gobierno no hace nada para compensar o sustituir esta carencia vital.

Anoche, “el número más grande” manejado por el gobierno “es 2.500 millones de dólares” de cobertura –aparentemente- para el SIGA, un dispositivo de garantía pública para empresas que contratan préstamos bancarios. Pero “el sector privado” y especialmente “las pymes” no están en condiciones de endeudarse “por ese monto”, razonó el entrevistado.

“Alguien hizo una cuenta rara” o simplemente se lanzó la cifra para poder “decir un número grande” que impresionara en la presentación mediática. “Esa es la tónica de todas las medidas que está tomando el gobierno”, siendo incuso “de mal gusto hacia el sector gastronómico”, que “está pidiendo agua por señas”, ratificar el aumento de 4 puntos del IVA.

Después, el joven dirigente del Partido Socialista destacó que “la bancada del FA hizo la lista de medidas” que la coalición-movimiento de izquierdas propone al país para enfrentar la crisis socioeconómica en ciernes, y que “el Secretariado” creó un grupo de trabajo que elaboró “un plan” de acción.

De esa lista, Soto subrayó “todo lo que tiene que ver con diferimientos de obligaciones (…) y plazos”, que es “muy importante”; la “flexibilización del seguro de paro”, que aún “tiene que ser mucho más amplio” y también “es muy importante”; y las “asignaciones familiares”, reseñó. “Ese es el paquete urgente”, así como que los “hogares y empresas sean flexibilizados en calendarios de pagos de todas las cosas”, es decir servicios e impuestos.

Además, el entrevistado advirtió contra las seguras consecuencias negativas para la sociedad y sobre todo la población trabajadora y de menores recursos, que producirá el recorte previsto por el gobierno “del 15%” en los gastos e inversiones del Estado. “Y eso incluye al Ministerio de Salud”.