Sánchez: preocupa la LUC porque limita la protesta social, promueve el rápido desalojo de la vivienda y el lucro de 100 mil hectáreas de Colonización
09/06/2020
17341

El diputado del Frente Amplio Alejandro Sánchez, que actualmente está en la vicepresidencia de la Comisión Especial de la cámara baja que analizará durante 30 días la Ley de Urgente Consideración (LUC), dijo a INFO24 que si bien su capítulo privatizador que proponía desmonopolizar ANCAP y obligar a ANTEL a compartir su infraestructura con los privados fue derrotado en el Senado, aún restan discutir artículos que plantean la presencia de un Estado punitivo y su ausencia como garante de los más vulnerables.

El proyecto de Ley de Urgente Consideración (LUC) ingresó a la Cámara de Representantes y la Comisión Especial comenzará a analizar el proyecto que ya fue votado en el Senado. Tendrá 30 días para discutirla. El diputado frenteamplista Alejandro Sánchez habló con INFO24 y recordó que el capítulo privatizador de la LUC fue derrotado en la cámara alta ya que los artículos que desmonopolizaban a ANCAP y que obligaba a ANTEL a compartir su infraestructura con los privados o que le negaban al ente a adquirir equipamiento en el exterior para competir, fueron finalmente quitados.

Sánchez subrayó que sin embargo la LUC incorpora artículos que el Frente Amplio se opondrá. En este sentido, indicó que en el capítulo seguridad se crean nuevas figuras delictivas como el agravio a la Policía. “Es una figura delictiva extremadamente subjetiva. ¿Cuándo alguien se agravia? Esa es una relación entre el Policía y una persona, en donde cualquier policía puede decir yo estoy siendo agraviado; si el agravio a la policía es con más de tres personas se toma como un agravante.

Tanto claramente ese delito como otros que están en el capítulo de seguridad en realidad van hacia la represión de la protesta social. Una marcha que le puede gritar alguna cosa a la policía ahí se puede estar configurando el delito de agravio. A esto se le suma la resistencia al arresto. Es decir que si hay represión en una manifestación donde la gente corre, se puede estar configurando el delito de resistencia al arresto”.

A este capítulo de seguridad pública se suman otros artículos como el que establece que los piquetes son ilícitos y el intento de reglamentar el derecho a huelga. Para Sánchez esta es una ley que “le otorga demasiado poder discrecional a la Policía, demasiadas posibilidades de ingresar en el camino del abuso policial, porque se puede trasladar a un ciudadano a una comisaría y recién 4 horas después dar cuenta al fiscal que ese ciudadano está detenido”.

Para el diputado, estas son un conjunto de herramientas que ponen el acento en un Estado punitivo. “Nos preocupa mucho porque la protesta social es parte de la democracia”, señaló.

En otro orden, Sánchez explicó que en la LUC existen artículos que pretender crear un sistema de alquileres pero que en realidad “es la creación de los desalojos express”. Este sistema de alquileres que propone la ley establece que sea sin garantías para aquellos ciudadanos que hoy no tienen formar de acceder como inquilinos a una vivienda.

“En vez de extender la cobertura de garantías que hoy tenemos, el Poder Ejecutivo se planteó crear un nuevo sistema donde a los buenos pagadores se los puede desalojar en 30 días. Esto va a generar un sistema que para aquellos sectores sociales que además que son vulnerables en el acceso a la garantía, quiere decir que son trabajadores informales, pero por haberse atrasado lo pueden echar de esa vivienda y si se atrasa lo pueden echar en siete días”.

Sánchez recordó que la garantía controla la calidad de la vivienda, y que con esta ley nadie lo hará, lo que por otra parte permitirá que en el mercado de viviendas aparezcan inmuebles para alquilar que con las garantías serían rechazadas por sus condiciones precarias.

Por otra parte, el legislador opinó que la LUC incorpora un artículo que desafectaría 100 mil hectáreas de la ley de colonización. “Este es un gran negocio inmobiliario para algunos pocos. Lo que se está haciendo con este artículo es desafectarlo de la ley. Eso quiere decir que ese colono puede disponer libremente de esa propiedad sin consultar al Instituto de Colonización de qué hacer.

Un ejemplo de lo que puede hacer este colono: arrendar el 100% de la tierra cosa que el instituto no permite. Donde hoy tenemos un colono podemos tener un arrendatario. O se puede vender libremente. Una tierra que se accedió a ella con subsidios del Estado, bajo el sentido de que los trabajadores y productores familiares accedan a la tierra porque no lo pueden hacer a través del mercado, hoy la puede comprar cualquier persona incluso una transnacional.

En estos 15 años durante los gobiernos del Frente Amplio fueron los momentos de mayor compra de tierras del instituto, el mayor crecimiento de su política, ya que fueron 150 mil hectáreas que se compraron, con un artículo de la LUC desafectan 100 mil. Al estar afectada por la ley vale menos, porque uno no puede disponer libremente, se habla de que el valor del mercado lo haría crecer entre un 20 y 30%, a unos 3.000 dólares la hectárea, 100 mil hectáreas estamos hablando de mucho dinero. Es una política que le termina pegándole un tajo a Colonización después de haber tenido un tiempo de crecimiento”.