Rodrigo Arim: “seguimos invirtiendo relativamente muy poco” en investigación y ciencias “con respecto a nuestra generación de riqueza”
31/01/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/01/20200131-arim.mp3

Entrevistado en InterCambio el rector de la Universidad de la República (Udelar), Rodrigo Arim, habló de los cambios a la Ley Orgánica previstos en la Ley de Urgente Consideración del gobierno electo, contó lo conversado al respecto con el ministro de Educación y Cultura (MEC) entrante, Pablo da Silveira, y explicó algunos límites presupuestales a la continuidad de la expansión de la Udelar en investigación y en el Interior.

Arim abordó primero el tema del traspaso de la Udelar al MEC del proceso y las potestades de revalidación de títulos de grado y posgrados de los inmigrantes, traspaso previsto en la ´Ley de Urgencia´ y que aparece como el aspecto sobresaliente más cuestionado del anteproyecto de la ´coalición multicolor´ por la principal casa de estudios superiores de nuestro país.

Graficó el desafío asumido por la institución en este asunto contando el salto en cantidad de solicitudes de reválidas durante la última década: de 100 en 2009 a 900 actualmente, habiéndose producido una inflexión entre 2013 y 2014. Al cabo de 2019 “andaremos por los 500 títulos entregados” como parte de un proceso que el rector valoró como “muy bueno” para el país, tanto por el “flujo de inmigrantes” como por su alta “calificación”.

En torno al punto, reseñó detalles del proceso en curso, con este rectorado, de aceleración y facilitación de los trámites y protocolos de revalidación.

Sobre el cambio de potestad del tema en beneficio del MEC, “yo tengo serias dudas de que esto que se traslada” sea el criterio “correcto”, reflexionó, señalando el riesgo de “la posible captura” del tema por “algunos grupos de interés” político que operan en torno a los debates referidos a la inmigración, como se observa en otros países, advirtió Arim.

Además, “se empodera al MEC en este plano” pero al mismo tiempo “no” se establece cuál será el procedimiento a aplicar en las tramitaciones.

En cualquier caso, “nuestra posición al respecto es que no debería discutirse en 90 días” como prevé el procedimiento legislativo de urgencia, además de que “la Udelar es la única institución en el país que tiene el expertise” real y legitimado en el asunto, puntualizó el entrevistado.

Luego, señaló con inquietud otro aspecto del anteproyecto consistente en que “deja de existir un Sistema Nacional de Educación Pública” para que quede también “el MEC” ejerciendo una “coordinación general” de las instituciones educativas, pero dejando “en pie de igualdad a las instituciones públicas y privadas”. “Entendemos que no es lo correcto”.

En términos generales, la ´Ley de Urgencia´ contiene “una contradicción” entre “la concentración” de potestades “en el MEC” y la simultánea “coordinación entre instituciones” educativas públicas y privadas. En todo caso, alertó alrededor de este capítulo, “hay espacios de autonomía que están en juego”, al igual que otros elementos a considerar críticamente.

Fuera del anteproyecto, destacó positivamente la coordinación que viene generando la Udelar junto con la UTEC, acción conjunta que aún es “insuficiente pero crecientemente más sustantiva” que al crearse la última.

Más adelante habló del riesgo actual de que la Udelar no pueda sostener algunas carreras y apuestas de expansión en “el Interior” y en determinadas áreas de “investigación” por insuficiencia de “recursos incrementales”. Sobre esto, explicó cómo operan ciertos límites y nudos presupuestales.

En Uruguay, aun con los incrementos presupuestales generados durante la última década y media, “seguimos invirtiendo relativamente muy poco” en investigación y ciencias “con respecto a nuestra generación de riqueza”.

Subrayó la relevancia de la investigación en ciencias básicas para que el país multiplique su capacidad de respuesta a los problemas, que ejemplificó con la emergencia de “las cianobacterias” en las costas. Entonces “importa invertir en todas las áreas de conocimiento”, es decir no solo en ciencia aplicada, para poder “tener una sociedad cosmopolita” en todo sentido.