Robert Silva: a los nuevos centros educativos que en breve estarán terminados “hay que llenarlos de gente y no tenemos los recursos”
06/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200706-SILVA.mp3

Entrevistado en InterCambio el presidente del Codicen, Robert Silva, habló de la marcha del Sistema Nacional de Educación Pública desde el 13 de Marzo, destacó el esfuerzo y compromiso de los docentes y comunidades, y abordó asuntos controversiales como alimentación escolar, certificaciones médicas, fin del Estatuto Docente, elección anual de horas en Secundaria y falta de dinero para hacer funcionar decenas de nuevos centros educativos.

Sobre las próximas vacaciones de Julio y las dos semanas de duración que tendrán, como en cada año lectivo, Silva explicó que “nos tomamos tiempo para adoptar esta decisión”, tiempo en el que “discutimos, deliberamos” y también “consultamos al Ministerio de Educación y Cultura”. Concluyeron entonces que aquello es lo necesario y más justo, teniendo en cuenta que “la amplísima mayoría de los docentes trabajó mucho” desde el inicio de la emergencia “y también los chiquilines” afrontaron estrés y dificultades.

Destacó que “en Primaria, en el entorno del 95%” del alumnado “estuvo conectado de distinta manera” desde el 13 de Marzo y que para este logro fue fundamental el compromiso y “la ayuda de las maestras”. Pero “ya en (Educación) Media la cosa es más complicada” por varias causas que Silva mencionó, agregando que con la plataforma “CREA llegamos a un 70, 75%”, que es un alcance importante aunque “nos quedan algunos miles afuera”. Informó que están en proceso de realización varias encuestas entre docentes y estudiantes para precisar cuánto y cómo se avanzó en este lapso.

Dijo en cuanto a los cursos curriculares que “quizá tengamos que pensar el 2020 en continuidad con el 21”, o sea que “si no se obtienen en el 20” los aprendizajes mínimos, “quizá los podemos proyectar para el 21”. Explicó que “el principio de libertad prima sobre el principio de obligatoriedad en el marco de una emergencia”. Así, en principio y como regla, “mientras haya emergencia sanitaria no” se retornará a “la obligatoriedad”, confirmó.

Resaltó que “hay Departamentos” del Interior de la República “que tienen el 100% de convocados” asistiendo a clases, “sobre todo los Departamentos que no han sido impactados por el tema Covid”. Recalcó “el esfuerzo que están haciendo los docentes” para atender a diario y conectar con el 20% de estudiantes que aún no se están reintegrando a las clases presenciales, que “en su enorme mayoría (…) son de los contextos más vulnerables”, apuntó.

Habló de la situación en el Departamento de Treinta y Tres y “los apoyos que se están mandando” desde los Consejos desconcentrados. Subrayó “el esfuerzo de las comunidades educativas” a nivel nacional por mantener “un compromiso decidido, fuerte”. Defendió el criterio oficial de “salir de ese sistema afrancesado (…) con visión centralista” en la emergencia haciendo que cada Departamento, región y centro educativo adecuen los cursos a sus realidades específicas. El entrevistado valoró que en general “tenemos algunas dificultades pero venimos andando y venimos andando bien”.

Aseveró que además viene “muy bien” el vínculo oficial con los sindicatos ya que “las cuentas claras conservan las relaciones”.

“Hemos tenido un diálogo franco” desde los diferentes “roles”, esto es “sabiendo que una cosa son los sindicatos y otra el gobierno”. Y lo mismo rige para la distinción entre “los sindicatos” y “las ATD”, es decir lo concerniente a “negociación colectiva, las condiciones de trabajo” y los reclamos salariales para “los sindicatos” por un lado y “las cuestiones técnicas” para “las ATD” por otro.

Puntualizó que “trabajé mucho para que se mantuviera la representación docente” en los Consejos, que finalmente “quedó en el órgano colegiado” solamente (el Codicen). En cambio, “sí creía fundamental organizar la gobernanza” de otra forma porque no es viable hacerlo con “19 personas”.

Se refirió a la alimentación escolar, dimensión en la que “hay que mejorar la gestión” porque “gastamos mal, tenemos mala gestión de los recursos públicos”. Aseguró que “esta Administración jamás va a dejar de brindar el servicio de alimentación” ni de servir “un plato de comida” a ningún alumno que lo necesite. “Sí creo que tenemos que reformular el servicio”.

Señaló que “tenemos un problemón” en Primaria con los trabajadores no docentes y que “es un círculo vicioso el que tenemos con los auxiliares de servicio”. Identificó “un segundo problemón: las certificaciones” médicas, algo que “pasa mucho en los liceos”. Para el caso de Primaria, Silva defendió la contratación de “las cooperativas de servicios” porque “son excelentes y brillantes” y emplean a “mujeres con dificultades en su vida”.

Después confirmó que las certificaciones médicas son mucho menores que las manejadas por el director Nacional de Servicio Civil, si bien “el tema que planteó Conrado Ramos es muy cierto” más allá “de los números”.

Más adelante admitió que las autoridades educativas “no tenemos” los recursos para hacer funcionar las decenas de centros educativos de varios niveles que estarán prontos en breve al finalizarse las obras. “Hay que llenarlos de gente y no tenemos los recursos”, confirmó el jerarca.

Confirmó también que con la próxima promulgación de la Ley de Urgente Consideración “ya no va a haber más Estatuto” Docente. Indicó que “lo que va a haber” y que ya existe son “diferentes regímenes” de funcionamiento.

Lamentó que en la órbita de Secundaria haya “gente que defiende que los profesores sigan eligiendo todos los años y es un despropósito”, ya que “la estabilidad” del “equipo” docente en cada liceo “es fundamental”. Sobre el sistema de promoción y ascenso de grado, interrogó: “¿quiénes son los mejores profesores?, ¿los más antiguos?”. Ratificó su voluntad de “cambiar la carrera y premiar a aquel que se va a contextos distintos a trabajar”.

Abordó el tema de la titulación universitaria para maestros y profesores, que defendió, y en cuanto a las recientes sanciones a profesores en Treinta y Tres por parar, enfatizó que “si en la Administración de la Educación ponemos sanciones por parar, estamos en un problema, que lo tenemos que resolver” porque en nuestro país rige el derecho “constitucional” a hacer paros. Aunque, matizó, “no me consta que nada de eso” haya sucedido.