Revista internacional subraya que Uruguay sufrirá una “terapia de choque neoliberal” con el gobierno de Luis Lacalle
20/07/2020

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS.

El director de la fundación alemana Friedrich-Eberts-Stiftung, Sebastián Sperling, publicó un artículo en la revista «Políticas Internacionales y Sociedad», titulado «Terapia de choque neoliberal en Uruguay», donde señala que a pesar de que el país ha recibido un reconocimiento internacional por la forma en que ha manejado la pandemia del Covid-19, ingresa en una época de reformas de ajuste y represión.

«Uruguay: una vez más, una excepción positiva a la regla en América del Sur», señala en su artículo el analista alemán, en cuanto a la forma en que nuestro país ha manejado, hasta ahora, la propagación del virus.

«Sin embargo – dice – se ha prestado menos atención internacional al hecho de que el gobierno de centroderecha, que solo asumió el cargo poco antes de la emergencia de salud pública, está avanzando con una agenda integral de reformas», que tiene como eje, a través de la Ley de Urgente Consideración (LUC) un «paquete de reformas es la austeridad, la desregulación y la represión».

En este sentido, destaca el recorte presupuestal anual de un 15%, el aumento de las tarifas de los servicios de electricidad, agua y teléfono en alrededor del 10 por ciento, y la reducción del reembolso del IVA del 4 por ciento en los pagos con tarjeta, afectando en particular a las personas de bajos ingresos.

Asimismo, indica que se «está presionando por un acuerdo que esté significativamente por debajo de la inflación, en otras palabras, una reducción de los salarios reales», al tiempo que «el gobierno está rechazando un esquema de ingresos básicos temporales para la cuarta parte de los hogares que aún dependen de ingresos precarios e informales, como lo exigen la oposición y los sindicatos».

En tanto, el director de la fundación alemana que tiene sede en Montevideo, establece que otro de los objetivos del actual gobierno es el de «desmantelar las regulaciones que los gobiernos anteriores habían utilizado para proteger los intereses públicos contra los intereses del capital y la ley de inclusión financiera.

A su vez, señala que el Poder Ejecutivo restringe «el derecho de huelga de los sindicatos, que está consagrado en la constitución». y endurece «las leyes sobre delincuencia y extendiendo tanto los poderes de la policía como la impunidad para la autodefensa armada».

Finalmente, Sperling asegura que el gobierno de Luis Lacalle «prefiere la terapia de choque justo al comienzo de su mandato, desafiando la resistencia de los sindicatos y los movimientos sociales».