EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Renovables y petróleo: Argentina vive momento clave en la definición de su matriz energética
21/05/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/05/200520-04-CONT-ENERGIAS-RENOVABLES-M24-1.mp3
Descargar Audio

El país sudamericano bajó su atractivo para captar inversiones en el sector de energías renovables, a la vez que afronta la incertidumbre de un precio del crudo que dificulta la extracción de sus hidrocarburos no convencionales.

La situación ambiental demanda energías renovables y los bajos precios del petróleo presentan el escenario más adecuado para su desarrollo en países como Argentina. La nación sudamericana, explotadora de hidrocarburos no convencionales, vio comprometida su producción de petróleo por la actual coyuntura, y a pesar de que lo esperable sería un creciente atractivo hacia las energías limpias, se dio el fenómeno contrario.

«Salió un informe de elegibilidad de los países para el desarrollo de energías renovables y Argentina pasó del puesto 11 al 18», explicó a Sputnik Martín Dapelo, Director de la empresa On Networking Business.

El también coordinador del Comité de Financiamiento de la Cámara Argentina de Energías Renovables, se refería al RECAI (por sus siglas en inglés). Este indicador es elaborado dos veces al año por la consultora EY y ofrece un ranking de los países con mejor clima para la inversión por variables como la normativa, la estabilidad del país, entre otras.

En su última edición, publicada el martes 19 de mayo, el podio fue ocupado por EEUU, China y Francia. Entre los países latinoamericanos, Chile apareció como el más seductor en el decimotercer puesto, mientras que Brasil se ubicó en el decimosexto y Argentina en el lugar 18, a la vez que fue el único de los tres que empeoró respecto a la anterior edición.

Según detalla el informe, la causa reside en que «la agitación política ha provocado un daño a la agenda de energías renovables y los proyectos de ductos quedaron en el limbo debido a la incertidumbre».

Para Dapelo la situación es comprensible y no es posible «que sea una u otra», sino que debe encontrarse una complementariedad entre fuentes de energía de origen fósil y renovable. «Argentina viene de años de constante déficit y el yacimiento de Vaca Muerta es el camino por el cual se obtienen divisas rápidamente y además se deja de importar energía», señaló.

Sin embargo, agregó que «en la coyuntura inmediata se necesitan las divisas y la explotación de Vaca Muerta. Pero hay que tener el objetivo claro de un horizonte en el que en varios años estará garantizada y planificada una transición. No que sea algo que se vaya autorregulando con el mercado».

Ante la falta de soluciones, el sector se encuentra en búsqueda de nuevas fuentes de financiamiento que consideren tanto la situación de la pandemia por COVID-19 como la crisis económica del país.

«Estos grandes proyectos necesitan plazos de financiación a 10 o 12 años. No pueden realizarse sin el apoyo financiero y sin tasas lógicas. En Argentina pasamos de cerrar los primeros proyectos con tasas en dólares del 7,8% a tenerlas arriba del 15%. Esa diferencia hace inviable cualquier presupuesto que se haya hecho en aquel momento», puntualizó.

Dapelo brindará una teleconferencia sobre el tema el viernes 22 de mayo junto a Joan Melé, precursor de la Banca Ética en América Latina.