Procedimiento policial y sus delgados límites
12/11/2020

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

¿Qué sucedió el martes con la Policía de Salto en la movilización de docentes en el marco del paro nacional?

Leonardo Dalmao, presidente de la filial FENAPES Salto, contó en Intercambio que eran dos las brigadas que realizaban pintadas en el marco de la movilización, cuando llegan dos móviles, sin presentarse, preguntando por los responsables. Contantemente preguntaron sí tenían autorización para realizar la actividad, tomaron los datos e hicieron llamadas luego de sacar fotografías a las cédulas de identidad.

Dalmao afirmó que en ningún momento se mencionaron acciones vinculadas a la pandemia, sino que la interrogación fue todo el tiempo vinculada a la pintada.

 

Balas de goma a adolescentes en la Plaza de Castillos

 

En la noche del sábado 7 de noviembre, jóvenes de la ciudad rochense de Castillos se encontraban en la plaza de la ciudad, cuando la policía intentó disuadirlos con balas de goma.

Marcello Vaselli, padre de dos adolescentes que se encontraban en el lugar, contó en Intercambio que en su mayoría eran jóvenes liceales, que fueron víctimas de un barrido total de la policía.

 

“Allanaron entre 40 y 50 casas. Lo único en común de esas casas es que son de trabajadores”

En la noche del domingo y en la mañana del pasado lunes se realizó un operativo en el Balneario Punta Rubia de Rocha. Según la Policía, fue con el fin de detectar la presencia de personas que hayan cruzado la frontera sin los controles establecidos.

Paula Schwedt, vecina del lugar, detalló que estaba la Policía, PADO, Bomberos, Policía Rural.

Se estima que había alrededor de 100 policías, casi uno por persona que habita en el balneario.

Schwedt afirmó que a un vecino que estaba yendo a trabajar, lo llevaron hasta la casa en el patrullero y lo allanaron.

“Te hacían firmar un allanamiento voluntario y si no lo hacías prometían volver”, dijo Schwedt.

Sobre los extranjeros que residen en Punta Rubia, la mayoría de los extranjeros tenía iniciado los trámites de residencia, que no estaban finalizados por la pandemia.

A ellos, según Schwedt, les dijeron que, si no completaban el trámite en Migraciones, en 10 días los venían a buscar y los llevaban a la frontera.

 

¿Existe la figura de “allanamiento voluntario” que les presentaron para firmar a los vecinos de Punta Rubia?

Para Martín Fernández, grado 2 de Derecho Penal, es un contrasentido en una lógica de persecución del delito, ya que el allanamiento es una medida que proviene de una orden judicial.

Según Fernández, extender estas medidas excepcionales a estos procedimientos que no parecen tener grandes objetivos es completamente irracional.

El especialista afirmó que lo único que se hace es invertir el principio de inocencia, y estando en un estado de derecho, justamente es el Estado el que tiene que demostrar culpabilidad para proceder.

Por otra parte, Fernández afirmó que la falta de documentación no es un delito migratorio que habilite a nada, ya que lo que corresponde es regularizar, teniendo en cuenta que estamos en pandemia.

Martín Fernández también resaltó que “es peligroso naturalizar este discurso que invierte el principio de inocencia”.

 

Pedido de informe por lo sucedido en Castillos y solicitud de entrevista al Ministro Larrañaga

El diputado rochense Gabriel Tinaglini, afirmó que realizó un pedido de informe y una solicitud de entrevista al Ministro del Interior, Jorge Larrañaga, por lo sucedido en Castillos.

Por otra parte y como consecuencia del accionar policial en Punta Rubia, entrará una denuncia de las familias del lugar a la Comisión de DDHH de Diputados.

 

¿Cuál es el papel de la Policía en esta pandemia y que posibles razones producen estos exabruptos de violencia policial?

 Federico Del Castillo, antropólogo y criminólogo, afirmó que hay una lectura complicada de los datos por parte del Ministro.

“Que los delincuentes salieron de tapabocas es incomprobable. Es lo contrario a lo que pasa en el mundo y nos gusta pensar a Uruguay como una isla”, dijo.

Del Castillo, destacó que “la hipótesis de que hay menos delitos por la pandemia es viable” ya que hay argumentos para probarlo, y que también es “comprobable que hay mayor número de encarcelados luego de la Ley de Urgente Consideración”.