EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Todo Por La Misma Plata

Primera concurrencia del Mides al Parlamento: entre desaciertos y desatinos / Juan Pablo Labat
21/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200721-LABAT-1.mp3
Descargar Audio

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS.

La primera concurrencia del MIDES al Parlamento nos dejó más preocupados de lo que estábamos. En dicha ocasión las autoridades expusieron largamente sobre el problema de la muerte en calle de un ciudadano mostrando un manejo artero de los datos y esquivo de las causas, a los efectos de poder sostener dos afirmaciones que justifiquen en parte lo sucedido: la primera es que asistimos en tiempos pre pandemia a un crecimiento muy importante de la gente en situación de calle que en cuestión de tres años se ha duplicado y la segunda es la existencia de una demanda insatisfecha de cupos en refugios como un problema histórico.

Dar por cierto estas afirmaciones implica abonar la idea de que la muerte en calle que motivó la concurrencia al parlamento fue una cuestión casi que de “mala suerte” que además implica una responsabilidad del MIDES pero compartida con otras instituciones, por lo cual para esclarecer el asunto se está procediendo a una investigación administrativa.

El contexto que presenta el ministro para encuadrar o más bien desencuadrar el problema está plagado de inexactitudes y errores en la interpretación de los datos ofrecidos por investigaciones previas realizadas por el MIDES, lo cual pone en cuestión toda la comparecencia, pero a ello es necesario agregar los asuntos de orden conceptual que también llaman a la preocupación.

Dentro de ellos ocupa un lugar central el problema enunciado sobre la tutela del Estado respectos a las personas en dicha condición, elemento que el ministro coloca como un impedimento para el logro de la autonomía de las mismas.

En un ejemplo anecdótico ilustra el proceso de lo que llama “soluciones definitivas” para las personas, consistente en la entrega de espacios habitacionales compartidos donde la autonomía se logra a través de la tenencia de la llave de dicho espacio para que sea administrado por sus ocupantes y explica cómo serán recibidos e integrados por la comunidad en una narrativa que nada tiene que envidiarle a un cuento de hadas.

Juan Pablo Labat.