EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Puentes

Ricardo Antúnez / AdhocFotos
«Presupuesto va hacia un Estado reduccionista en las áreas estratégicas», afirma el diputado Mahía
12/10/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/10/1-MAHIA-presupuesto.mp3
Descargar Audio

El diputado del Frente Amplio, José Carlos Mahía, se refirió al proyecto de presupuesto que aprobó la Cámara de Diputados.

Señaló que las leyes de presupuesto marcan el modelo de país y cuáles son las perspectivas y prioridades del Gobierno. «En este caso el presupuesto va hacia el achique, hacia un Estado reduccionista en las áreas estratégicas», subrayó.

«El gobierno presenta a un país que tiene un Estado sobredimensionado, un país que estaba fundido. Al mismo tiempo, en el exterior, para convencer que vengan inversores tiene que decir la verdad», detalló.

Señaló que esta concepción ideológica tendrá consecuencias en las áreas estratégicas del país. En particular, señaló que en educación habrá una pérdida de salario de los trabajadores. «Habrá menor inversión en obras de infraestructura y mantenimiento, habrá mayor cantidad de estudiantes por clases y habrá reducción de grupos», puntualizó el legislador frenteamplista.

«En el presupuesto se puso en cuestión tener un Estado protagonista, tal como lo propuso el Frente Amplio en este siglo y el batllismo fundador en el inicio del siglo XX», aseveró Mahía.

Marco ideológico

Según detalla el informe en minoría, que elaboró la bancada de diputados del Frente Amplio, el proyecto de presupuesto de la coalición multicolor tiene un marco ideológico claro. «Se trata de poner como ordenador de la vida económica y social al mercado y sus leyes, operando en un marco lo más desregulado posible, con una visión reduccionista y negativa del papel del sector público, cuyo peso y gravitación en la vida económica y social es visualizado como el principal obstáculo para el desarrollo individual».

Según esta concepción, agrega el documento, el (supuestamente) desbordante y desbordado gasto público viene de la mano de una “presión fiscal” que es siempre, y casi por definición, “asfixiante” y limita la libertad de las personas. 

«El marco ideológico que anima el Presupuesto se afilia a una suerte de “realismo mágico de mercado” que permitiría a las personas liberar sus espíritus emprendedores, sin la intromisión del Estado, creando así empleo a gran escala generando un río de ingresos que derramarían espontáneamente y llegarían a todas las personas», apunta el documento.  

Gobierno justifica recortes por mala herencia pero presentó a inversores extranjeros un país con mejoras de 15 años, explicó Sánchez