Javier Calvelo / adhocFOTOS
Presupuesto suprime becarios en comisarías y establece retorno de policías retirados de edad avanzada para recibir denuncias
30/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/20200930-Bettiana-Díaz.mp3

El presupuesto del Ministerio del Interior es incierto porque no se sabe cómo se van a financiar una serie de anuncios, dijo diputada Bettiana Díaz.

La diputada del Frente Amplio Bettiana Díaz se refirió a la comparecencia del ministro del Interior, Jorge Larrañaga, en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de Diputados.

En declaraciones a la prensa, dijo que el presupuesto del Ministerio del Interior no propone partidas que financien las propuestas que se realizan.

Al respecto señaló que la iniciativa presupuestal proyecta construir cuatro cárceles en Uruguay con la venta de inmuebles. «No sabemos cuándo se van a construir ni cuánto es el presupuesto de su construcción», aseveró.

Otra de las interrogantes que quedaron planteadas, a juicio de la diputada, radica en saber cómo se cubrirán los 2.000 cargos de policía que se anuncian. «Están creados pero no sabemos de dónde van a salir los créditos», consideró.

Las autoridades informaron que los recursos surgirán en base a la reestructura. «Pero de dónde se va a recortar dentro del Ministerio del Interior para financiar 2.000 cargos de policías que le cuestan en promedio un salario mensual al ministerio 49.000 pesos nominales», agregó.

Por otra parte, Díaz expresó sus diferencias con las propuestas para la gestión de las cárceles. Al respecto recordó que las administraciones anteriores habían creado la figura del operador penitenciario. «Hoy se suprimen vacantes para poner policías en esos lugares», acotó. Agregó que no se sabe cuál será el rol de los policías en rehabilitación y quiénes gestionarán las cárceles.

Finalmente, Díaz señaló que se suprimen becarios en las comisarías, es decir, jóvenes civiles que toman las denuncias de la población. Para suplir estas vacantes es para asignar funcionarios policiales retirados.

Hay un gran cuestionamiento también de los sindicatos policiales por las edades que se manejan.