Politólogo Carlos Fedele: los matices en la ´coalición multicolor´ de hoy casi no existen
04/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/20200904-FEDELE.mp3

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS.

Entrevistado en InterCambio el politólogo Carlos Fedele describió la identidad de la ´coalición multicolor´ analizando sus raíces en el bloque conservador que nació a inicios del siglo 20 enfrentando al Batllismo.

Fedele recordó que “cuando surge el Batllismo”, junto con el siglo 20 uruguayo, “genera que la contra-identidad también busque resurgir”, lo que sucede “especialmente a partir de la segunda Presidencia de (José) Batlle y Ordóñez”, cuando éste “expone todo” su programa “económico, social y político” al país. Es entonces también “cuando las gremiales empresariales empiezan a jugar un rol” político abierto “a través de la fuerzas políticas”.

Este es el periodo de génesis del “Herrerismo” y el “Riverismo”, es decir las entonces modernas corrientes conservadoras y oligárquicas de los partidos tradicionales formadas en el proceso de reacción al izquierdismo del primer Batllismo por las clases a las que expresaron y representaron.

En términos de cosmovisión, esas clases y sectores se caracterizaban por tener “una visión liberal como individuo sin necesidad de la vinculación con lo social”; “el Estado juez y gendarme (…) porque ´si se metía´ era ´opresor´”; y con esto, una concepción también liberal de las fuerzas productivas y la economía, es decir anti-estatista y anti-regulatoria.

“´Tenemos un enemigo común que es el Batllismo´” era una definición que resumía la orientación de su acción política y en el curso de este proceso se suceden, primero el periodo del ´quietismo´ vierista desde la segunda mitad de los años 10 y más adelante, “el segundo impulso del Batllismo” en la segunda mitad de la década del 20 y frente al cual la reacción ya no se conformaría con el freno a las reformas más radicales, por lo que apuesta al Golpe de Estado, que termina siendo encabezado por “un presidente electo” surgido del seno del propio Batllismo y que así fue dictador: Gabriel Terra.

Tal fue “el Golpe de esas tres fuerzas políticas: el Terrismo, el Riverismo y el Herrerismo”, sintetizó el entrevistado, que continuó describiendo los avatares de la interna colorada en general y del Batllismo en particular durante la década del 30; luego reseñó el posterior nacimiento como figura política de Benito Nardone gracias al impulso del riverista Domingo Bordaberry; evocó la participación de la familia Manini Ríos en ese bloque conservador que pivotea y se desarrolla históricamente entre ambos partidos tradicionales; después anotó el nacimiento en los albores de la década del 60 y en torno al general Mario Aguerrondo de un militarismo ya orgánico que no obstante accionaba desde los años 40 no como corriente pero sí a través de algunas figuras como Gregorio Álvarez y Esteban Cristi.

Desde ese contexto Fedele siguió desgranando la evolución de este bloque en el periodo previo a la dictadura y en adelante hasta el presente, ya con su nueva articulación partidaria representativa de lo conservador-ruralista que viene a ser Cabildo Abierto, en una re-edición de la vieja derecha radical.

A este proceso re-actualizado y en curso con una renovada organicidad partidaria, lo hace posible ahora “una nueva situación de enfrentamiento ideológico, social y moral frente al enemigo, que es el frenteamplismo” y que viene a reemplazar de hecho el lugar y el rol de aquel primer Batllismo. “Los matices en la ´coalición multicolor´ de hoy casi no existen”, señaló.

Y como todo gobierno lo hace “pensando en determinados valores y determinados sectores sociales”, en el actual “se está tratando de hacer transferencias económicas” desde el proletariado, la clase trabajadora en general y las capas medias, hacia las clases de gran propiedad y altas rentas y las fracciones que dependen de ellas, es decir el viejo bloque oligárquico.