EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Todo Por La Misma Plata

Policía de Maldonado impidió alerta feminista y detuvo a dos jóvenes manifestantes contra femicidios alegando nuevo marco legal de la LUC
24/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/20200824-ALERTA-FEMINISTA.mp3
Descargar Audio

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS.

Entrevistada en InterCambio la activista feminista Ana Clara Madeiro denunció la detención de ella y otra joven este domingo 23 en la Plaza San Fernando de Maldonado por parte de la Policía, sin razón alguna y luego de impedírseles que hicieran una manifestación de alerta contra los femicidios.

Madeiro relató la sucesión de arbitrariedades, irrespetos y prepotencias en que incurrieron varios agentes policiales de Maldonado contra ella y el grupo de feministas que pacíficamente manifestaron durante unos 15 a 20 minutos en la calzada ya que se les impidió hacerlo en el centro de la Plaza.

Allí habían dado lectura a una proclama de alerta feminista activada como consecuencia del 14º femicidio del año, pero “el placero” les impidió continuar por orden superior y tampoco pudieron hacerlo en la esquina de la Plaza al estar ya ocupada por actividad electoral con gente y “gasebos”.

Entonces bajaron a la calzada, donde manifestaron durante un cuarto de hora hasta la llegada de “dos patrulleros” con algunos policías, quienes también les prohibieron estar ahí. Comenzaron los actos de irrespeto y arbitrariedades sin explicación alguna, que terminaron en la seccional a la que Madeiro y una compañera suya fueron llevadas sin que siquiera los agentes se identificaran, derecho y reclamo básico que éstos desconocieron.

“Queríamos saber los nombres de los oficiales que nos estaban llevando” pero éstos se negaron a proporcionarlos y respondieron “que la autoridad eran ellos”. Tampoco solicitaron a las jóvenes sus cédulas de identidad.

En la comisaría “estuvimos alrededor de una hora y media”, lapso al cabo del cual “la fiscal que estaba de turno habilitó la salida”. En cuanto a los policías, solamente “nos dijeron que bajo la nueva reglamentación de la LUC ellos no tenían por qué darles sus nombres y que ellas no tienen derecho al desacato ni a faltarles el respeto”, algo que nunca sucedió.