Plan de automatización del sistema de peajes pone en peligro 250 fuentes de trabajo en pandemia
23/10/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/10/20201023_LeticiaVitureira.mp3

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, aseguró en el Parlamento que pondrá en práctica en el correr de un año, un plan de automatización del sistema de peajes que hoy ocupa a 400 trabajadores. Ante esta medida, unas 25o fuentes de trabajo están en riesgo, advirtió a INFO24 Leticia Vitureira, integrante de la dirección del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA).

Estos trabajadores pertenecen a cuatro empresas privadas que tienen la concesión de las rutas. Este cambio de funcionamiento llevaría a que 250 fuentes de trabajo estén en riesgo. Por lo que se abrirá una mesa de negociación tripartita entre el Poder Ejecutivo, el SUNCA y las empresas privadas, comentó a INFO14 Leticia Vitureira, integrante de la dirección del sindicato.

«Los peajes en Uruguay recaudan anualmente unos 70 millones de dólares. Esa recaudación nunca bajó. No es una fábrica que por la pandemia tuvo que cerrar, no es un supermercado que bajó sus ventas. Esto continúa, la población sigue pagando, los vehículos siguen pasando. Es una decisión política en plena pandemia que consideramos que está totalmente fuera de lugar», detalló la dirigente sindical.

Vitureira dijo que, si bien el SUNCA no está en contra de la tecnología, entiende que estos procesos en otras partes del mundo han sido graduales, capacitando a quienes pierden su trabajo. «Hoy no hay garantías. El propio ministerio de Transporte y Obras Públicas no sabe de qué forma los va a reconvertir», indicó.

La dirigente explicó, además, que los 400 trabajadores de los peajes que están distribuidos a lo largo de todo el país, en algunos casos cumplen el servicio en pueblos de menos de 2 mil habitantes, y de quedarse sin su fuente de trabajo las posibilidades de acceder a otros sería más limitada que el de sus compañeros que viven en ciudades.

Incluso, recordó Vitureira, muchas de las trabajadoras del peaje son mujeres, jefas de hogar, entre 40 y 55 años de edad.

«Nosotros tenemos la palabra del ministro de Transporte que va a mantener esas fuentes de trabajo y las va a reconvertir. La duda es de qué forma», subrayó.

Hasta el día de hoy ha habido dos reuniones con el ministro. La comisión tripartirá se reunirá la semana próxima para analizar cómo se van a reconvertir esos 250 puestos de trabajo.