Paraguay contiene al coronavirus con un sistema de salud deficiente
28/05/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/05/200527-01-EN-ORBITA-1.mp3

Médicos exigen la reglamentación de la ley jubilatoria, aprobada un año atrás por el Parlamento, en el actual contexto de la pandemia. En Órbita dialogó con Rosanna González, secretaria general del Sindicato Nacional de Médicos (SINAMED).

La norma reduce de 40 a 30 los años de aportes para acceder al retiro, pero hasta el momento el Ejecutivo no realizó el trámite para que entre en vigencia. La modificación es producto de más de cinco años de reclamos de los trabajadores que consideran casi imposible jubilarse con el régimen actual.

La pandemia del nuevo coronavirus pone el foco nuevamente en esta situación ya que muchos médicos en edad de riesgo aún están trabajando.

«Esta crisis agudiza la situación en el sector porque tenemos una población de riesgo, médicos con más de 60 años de edad, algunos con 80, activos dentro del sistema público de salud», dijo a En Órbita Rosanna González, secretaria general del Sindicato Nacional de Médicos, SINAMED.

«En Paraguay prácticamente no tenemos médicos jubilados. Es imposible llegar a 40 años de aportes, entonces uno llega a los 65 años y se jubila con un porcentaje mucho menor, un 60% del sueldo, que no alcanza para la vida cotidiana», agregó la entrevistada.

Mientras tanto, el lunes 25 el país ingresó en la Fase 2 de la llamada «cuarentena inteligente», con la reapertura de centros comerciales y actividades culturales y deportivas sin público.

En su diálogo con En Órbita González calificó como buena la decisión del Ejecutivo de Mario Abdo Benítez de establecer la cuarentena inmediata, ya que considera que el escenario del sistema de salud es «el peor».

El país tiene solo 750 camas de terapia intensiva, la mayoría de las plazas se concentran en la capital Asunción. Ciudad del Este, con 850.000 habitantes, cuenta con solo 14 camas en esa área, de las cuales ocho son destinadas al COVID 19.

Solo 21% de los siete millones de habitantes se atienden en el Instituto de Previsión Social y un porcentaje mínimo en sanatorios privados, por lo que el peso recae en la salud pública.

“Carecemos de equipos técnicos, de tecnología y cantidad de profesionales dentro de los hospitales”, señaló la secretaria ejecutiva del Sindicato Nacional de Médicos.

Esta semana, un cargamento con insumos de protección para enfrentar la pandemia fue devuelto por el Gobierno y la fiscalía investiga el trámite por corrupción. La secretaria general del SINAMED se refirió también a este tema.

Reflexión en España

Comenzaron los 10 días de luto oficial por las personas fallecidas por COVID-19. La medida implica acciones simbólicas como las banderas a media asta, y actos para realizar un minuto de silencio en ayuntamientos e instituciones públicas.

El país europeo —uno de los más golpeados por la pandemia— supera las 27.000 muertes y los 236.000 casos.

Madrid, epicentro de la crisis con casi 9.000 fallecidos y más de 68.000 contagios, ingresó este lunes 25 en la primera fase de apertura. Sin embargo, los médicos de atención primaria de esta comunidad aseguraron que se llegó a esta etapa por insistencia de las autoridades al Gobierno central y no por criterios sanitarios. Denunciaron la precariedad del sistema, falta de recursos humanos, de bioseguridad y tests.

Esta semana, la ONG Médicos Sin Fronteras finalizó su intervención en el país, donde trabajó en apoyo a la capacidad hospitalaria, al personal de salud y a los adultos mayores.

«Además de las cuestiones médicas por la edad y la comorbilidad, el sistema de atención a mayores se mercantilizó y deshumanizó de una manera inaceptable. Hubo residencias sin personal suficiente para atender y que terminó cometiendo errores. Hubo falta de claridad en tests, con trabajadores que, sin quererlo y realizando un esfuerzo sobrehumano, terminaron contagiando a los mayores que cuidaban», dijo a En Órbita Aitor Zabalgogeazkoa, responsable de la Unidad de Emergencia de Médicos Sin Fronteras.

El entrevistado manifestó que el Ejecutivo no estaba preparado para la situación, tal como sucedió en otros países. Además enfatizó la importancia de la sanidad pública para afrontar una crisis de estas características.

La ONG resaltó la necesidad de un cambio en el modelo de atención en las residencias de adultos mayores.

“No puede volver a pasar que los mayores estén tan expuestos, que el personal esté poco formado o no sea suficiente, que no se les de trato digno tanto en el día a día como en sus últimos días”, enfatizó el entrevistado.

Trump vs. Twitter

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con «regular o cerrar» las redes sociales.

“Los republicanos sienten que estas plataformas silencian las voces conservadoras. Regularemos con contundencia o las cerraremos, antes de permitir que esto suceda”, expresó vía Twitter.

El martes 26 esta red social calificó por primera vez la cuenta del mandatario como información dudosa debido a un mensaje compartido que aseguraba que el voto por correo en las elecciones de noviembre tendría consecuencias de fraude y derivaría en unos comicios amañados.

Ante la advertencia de Twitter, el presidente declaró que las autoridades de la empresa buscan interferir en las elecciones y afirmó que «no permitirá que ocurra».

La red social comenzó este año a limitar la desinformación en su plataforma a través de un sistema de advertencias. En los últimos meses lo usó para señalar mensajes desinformativos, con énfasis sobre la pandemia del COVID-19. Cuando detecta un mensaje con información dudosa o no contrastada, pone un enlace debajo que dice “conoce los hechos” y que remite a información oficial.

Twitter es la red social más utilizada por Trump, donde supera los 80 millones de seguidores.

Estas y más noticias en En Órbita. Pueden escucharnos todos los días a las 19 horas de México, las 21 horas de Uruguay y las 0 GMT.