EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Elecciones Departamentales

Para el sindicato de las domésticas en la negociación colectiva hay que ajustar por inflación, sino se perderá en tres meses lo logrado en 15 años
18/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/20200818-SINDICATO-DOMESTICAS.mp3
Descargar Audio

«En la negociación colectiva tiene que haber al menos ajuste por inflación, sino todo lo que hemos avanzado en 15 años se retrocedería en 3 meses», dijo en InterCambio la presidenta del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas, Lucía Gándara. Añadió que están a la espera de un acuerdo por el aumento salarial retroactivo al 1° de julio.

«El primer día que nos sentamos a firmar el acta de ajuste, La Liga de Amas de Casa iba a firmar por un 3,5% y nosotros le hicimos saber que había un correctivo (el 3,5% más los 18 meses de la inflación), pero no estuvieron de acuerdo. Estamos convencidas de que, el gobierno dijo y lo hemos escuchado al ministro, los convenios que están vigentes se tienen que respetar», informó la dirigente gremial. El convenio actual está vigente hasta julio de 2021.

En tanto, el sindicato de las domésticas no ha conseguido hasta ahora negociar el establecimiento de categorías para ampliar una mayor cantidad de tareas que están incorporados en el rubro, y que además incluiría una mayor cantidad de trabajadores.

«Llegamos a tener, al menos, como 20 categorías. Somos trabajadoras domésticas, jardineras, cuidadoras, secretarias, lavanderas, planchadoras y ahí entran los hombres que muchas veces hacen mantenimiento, choferes y que entran también en el rubro», sostuvo. Indicó que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece que en el sector se incorporen categorías. Gándara dijo que no se ha podido avanzar, en este sentido, porque la patronal lo ha frenado, ya que argumentan que la trabajadora doméstica es «multifuncional».

En tanto, Gándara explicó que, en el año 2006, cuando se reglamentó la ley, había unas 30 mil trabajadoras registradas ante el Banco de Previsión Social (BPS), mientras que a diciembre de 2019 ascendieron a 76 mil. En la actualidad, tomando los últimos números de marzo a julio de este año hay 1.427 despidos. «No hemos perdido tantos puestos de trabajo», indicó.

Como consecuencia de la pandemia y para evitar el contagio del covid-19 que exige mantener distancia, muchas trabajadoras domésticas fueron a seguro de paro y en otros casos se les continuó pagando el salario.

Sólo los casos de mayores de 65 años, porque son personas de alto riesgo de contagio del covid-19 y aquellas trabajadoras domésticas a quienes se les prorrogó el seguro de desempleo, no se reintegraron en mayo.

«El 15 de mayo se llega a un acuerdo en el que las trabajadoras que no llegaban a los jornales, es decir que el seguro no fue dado, los empleadores tenían que aplicar el convenio 2010, cláusula décima primera que dice, cada vez que el empleador no nos convoque a trabajar nos deberá pagar el jornal íntegro», indicó Gándara.