EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Por Decir Fútbol Transmisión de fútbol

Padrón: Se está cayendo a pedazos la mayor operación política que se hizo para detener el avance del progresismo en el continente
10/03/2021
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2021/03/COLUMNA-ALVARO-PADRON.mp3
Descargar Audio

Retomando su columna en M24 el analista Álvaro Padrón abordó el significado político regional y global del proceso judicial contra el expresidente brasileño Lula Da Silva, proceso que el lunes tuvo un giro.

Tras repasar el fraudulento montaje que primero logró desplazar a Dilma Rousseff de la Presidencia de Brasil y después produjo la inhabilitación de Lula para candidatearse nuevamente a conducir el país, Padrón recordó que Jair Bolsonaro “fue presidente porque Lula no pudo presentarse” al cargo.

“La historia nos va a mostrar todo esto con mucha claridad. Es evidente que la vida va poniendo las cosas en su lugar y ahora se empieza a hacer Justicia” porque “se está cayendo a pedazos la mayor operación política que se hizo en el continente para detener el avance del progresismo”, anotó.

“Lo que estamos viendo ahora es el final de un operativo que intentó correr, sacar y en lo posible que nunca más volviera el progresismo a América Latina. Por eso eligieron a Brasil y no se equivocaron” ya que con ello “golpearon al eje de la locomotora capaz de transformar la región”.

Como lo evidenciaron los acontecimientos en los años anteriores, “al derribar al gobierno del PT golpearon a toda la estructura de un proyecto transformador de América del Sur, que solo puede ser viable si tiene escala regional. Esto no lo vamos a resolver país por país, necesitamos la unidad de esfuerzos en el continente para ser una región capaz de desarrollarnos”.

Ese proceso golpista en Brasil y otros en la región que fueron en la misma dirección, coincidieron “con la llegada de Donald Trump al gobierno de Estados Unidos. Es decir, pasó todo junto y tuvo que ver con una operación cuyo objetivo fue sacar a Brasil del mundo, para que no siguiera siendo la punta de lanza de una región que por un lado intentaba ser más justa (…) pero fundamentalmente (…) intentó ocupar un lugar en el mundo”, apuntó. Esto es que “empezó a construir una política internacional como región para ser influyente en la globalización”, convergiendo en “los BRICS” con los Estados que “intentaban discutir con el mundo rico” desde la periferia.

“El Brasil del PT molestaba y había que sacarlo de juego”, algo que se comprende con nitidez al observar que “los espacios que abandonó el Estado brasilero lo están ocupando las empresas norteamericanas”, apuntó.