EN VIVO

InterCambio

Padrón: hay que recuperar la pedagogía social para esclarecer a tanta gente engañada, hay que asumir que abandonamos ese trabajo en la sociedad
04/05/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/05/20200504-padron.mp3
Descargar Audio

En su columna semanal en InterCambio Álvaro Padrón explicó que la derecha procesa a escala mundial un giro hacia la ultraderecha utilizando un discurso engañoso de corte nacionalista, y advirtió que el objetivo primordial de esta es aislar y atacar al movimiento sindical para poder dividirlo porque constituye la primera línea de defensa del campo popular.

Padrón retomó el tema de su columna anterior sobre el proceso de deslizamiento y transformación de la centroderecha hacia la ultraderecha a nivel regional y mundial, para lo cual la derecha “utiliza la imagen de la urgencia”. Es la idea de que “todo hay que hacerlo ahora y por lo tanto no hay que pensar mucho”, echando mano para ello al “odio”, “el miedo” y “finalmente el fanatismo”, privilegiando la propagación en “las redes sociales” de “este fenómeno” que “recorre el mundo” con ciertos casos paradigmáticos como “Trump”, “Johnson”, “Erdogan” y “Bolsonaro”.

“Esta ultraderecha” ha emergido “como respuesta a esta globalización salvaje” con la que “unos pocos se han llenado los bolsillos de plata”, pero representa “una falsa alternativa” dado que “hacen un discurso por un lado” de corte nacional y cierto sesgo popular “pero aplican políticas neoliberales por el otro” lado, aplicándolas “con autoritarismo y represión”. Logran así “lo que no lograba la centroderecha”, es decir restaurar el neoliberalismo.

El caso regional más palmario de la actualidad en ese sentido es Brasil, en donde “un plan salvaje” de ajuste y recortes cambió radicalmente el camino previo de crecimiento y redistribución para las grandes mayorías. El gobierno “ultra-neoliberal” del capitán retirado Jair Bolsonaro ejecuta “el ajuste más salvaje” conocido en el país, tanto “que ni la dictadura se animó” a hacerlo en 20 años de régimen de facto, recordó.

En el gigante vecino, el ministro de Economía, Paulo “Guedes se ha encargado de que ese plan no haya tenido ni un minuto de pausa”. Pero “lo peor” es que a ese proyecto netamente antipopular “lo apoyen millones de personas” en muchísimos países, a sus impulsores “los vota mucha gente”.

Por eso mismo, desde las izquierdas “hay que recuperar la pedagogía social” para esclarecer a tanta “gente engañada” y para ello “hay que asumir que abandonamos ese trabajo” en el seno de la sociedad.

“Por eso es tan importante el movimiento social”, ya que actúa “ahí abajo”, en donde “es muy peligroso para la ultraderecha el papel del movimiento sindical”.

De ahí que “una de las primeras medidas” que adopta la derecha en pleno proceso de transformación a ultraderecha ante la crisis global, “es atacar al movimiento sindical” y también “en Uruguay está instalada una campaña de desprestigio” contra este. “Es un hilo conductor en todo el planeta (…) sacarse de encima a la primera frontera que les hace frente”: los sindicatos.

Para ejemplificarlo localmente, Padrón citó el discurso antisindical de la dictadura en boca del consejero Néstor Bolentini durante el recordado debate televisivo con Enrique Tarigo en la previa al plebiscito de 1980. Es decir, “la idea de que el trabajador común y corriente era utilizado por los sindicatos”. Había entonces “dos elementos que hoy están de nuevo presentes” en la nueva ofensiva del capital contra el campo popular: “el poder” sindical como una supuesta amenaza y la idea falsa de que el movimiento sindical “no representa a los trabajadores de a pie”, explicó.

“Estas dos cosas volvieron” en este nuevo ciclo histórico de repetición y en nuestro país “las dice (Guido) Manini Ríos”, quien días atrás pretendió que “el movimiento sindical es el cuarto poder del Uruguay”, señaló el columnista. “Por eso es tan importante el Primero de Mayo” como presencia y recordatorio, pero aun así “cuidado con dejar aislar al movimiento sindical” desde la izquierda política, advirtió. Tan crucial es el asunto que “la creación de la Intersocial” responde a aquella ofensiva y “empieza a ser un músculo mucho más allá del movimiento sindical”.

Padrón volvió a alertar que “se ha desatado una campaña de desprestigio” y es “porque el movimiento sindical tiene estructura internacional”, su acción tiene “escala mundial” y así “tiene voz internacional, por eso es un sujeto tan importante, tiene condiciones para responder allí donde se articula la ultraderecha”, que es el ámbito “internacional”. Entonces “es clave porque tiene capacidad de responder a nivel internacional” y simultáneamente tiene “una segunda característica, que se llama Unidad, es su principal fortaleza y hay que cuidarla porque está bajo ataque”, remarcó al respecto.

“Ese va a ser el primer objetivo” de la derecha y el capital, al que esta representa, “dividir al movimiento sindical”. Y como “la historia se repite siempre” porque “el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”, para poder “evitar eso” hay que cultivar “memoria, el no olvido” ya que “estos sectores quieren que no tengamos memoria para que se pueda repetir” el curso y el desenlace de las décadas anteriores. También por eso es muy importante “el 20 de Mayo” y junto con “el Che Guevara (…) prefiero equivocarme pero del lado de los trabajadores”.