EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Biromes y Servilletas

Padrón: falta un paradigma progresista de la Seguridad; la derecha tiene mucha facilidad para instalar ese discurso
09/03/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/03/20200309-PADRON.mp3
Descargar Audio

En su columna semanal en InterCambio Álvaro Padrón abordó como tema la ausencia de asuntos internacionales en el anteproyecto de Ley de Urgente Consideración (LUC) del nuevo gobierno, borrador que no obstante incluye “dos paquetes” de relevante vinculación con el mundo.

Padrón señaló que “deberíamos estar atentos” en la LUC al “paquete de Seguridad” teniendo en cuenta que “cada vez más la política interna está ligada a la política internacional” y que “lo más importante” en Seguridad “en el mundo entero (…) se llama crimen organizado”. Entonces, “querer reducirla a un aspecto nacional es un profundo error y arranca mal”.El columnista coincide con una opinión masiva y que trasciende los planos partidario e ideológico en cuanto a que “la violencia” social en nuestro país es un fenómeno bien real y en constante crecimiento. Y entiende que además está claramente “relacionado al crimen organizado internacional”.

Pero complejizó su reflexión indicando que el crimen organizado internacional “siempre está vinculado al sector financiero”, y que éste, a su vez, comprende “no solo el narcotráfico” sino “también la trata de personas, también la evasión fiscal y también el lavado de activos” que realizan prestigiosos bufetes de abogados y grandes bancos trasnacionales. Por tanto, “a esos hay que ir a buscar” y “tratar de atrapar” desde el Estado.

En este punto, lamentó que “la LUC (…) no visualiza” esa dimensión “del crimen”, mientras que desde la izquierda “falta un paradigma progresista de la Seguridad”, especialmente necesario ante la evidencia de “una demanda de la sociedad” que resulta “esquizofrénica” en una materia tan delicada.

Se requiere construir “un paradigma distinto” dado que “la derecha tiene mucha facilidad para instalar ese discurso” punitivo y simplista sobre la delincuencia, con el que se identifica también y cada vez más, mucha gente con pensamiento y sensibilidad de izquierda, realidad que puede verificarse con la adhesión recogida en 2014 y 2019 por los dos plebiscitos vinculados.

Después Padrón anotó un “segundo paquete” de la LUC que remite al plano internacional, paquete que “es el económico” y refleja un enfoque “contradictorio” del nuevo gobierno porque “se habla (…) de flexibilizar normas de residencia” para extranjeros, especialmente las “fiscales”.

En este paquete “se prenden las alarmas” en función de que “el país salió en 2011 de la ´lista gris´ de la OCDE” como consecuencia ulterior de un reclamo de Francia contra Uruguay en el seno de ese grupo internacional que encabezan, desde inicios de los años ´60, los Estados líderes del capitalismo occidental. Hasta 2011, “en Uruguay capitales brasileros y argentinos” de origen dudoso, ilícito y delictivo “circulaban” diariamente, vehiculizando jugosos negocios con esos recursos por lo menos opacos.

En virtud de ello, “retroceder en este sentido” implicaría un capítulo “de política exterior”, arriesgándose con esa eventualidad a que “la ´comunidad internacional´ señale” por opacidad o cosas más graves “a países que están incumpliendo normativa internacional” sobre lavado de activos. El columnista recordó que para poder salir de aquella arbitraria, parcial e injusta ´lista gris´, el segundo gobierno frenteamplista debió “firmar 18 convenios” internacionales y esto llevó a “achicar el sistema financiero”.

Otro tema señalado por el analista fue “la reforma de la Seguridad Social”, incluida en la LUC en términos de perentoriedad, respecto del cual “tendríamos que apoyarnos en experiencias internacionales” para observar “en qué lugar fracasó la privatización” previsional. Subrayó que “este tema es el más transversal” de todos por ser “el que más conexión tiene con cada uruguayo y uruguaya”. Y recordó que en esta materia, “Chile” fue hasta “hace poco” tiempo, apenas meses, “el modelo de algunos” que hoy callan.