EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Por Decir Fútbol

´Pacha´ Sánchez sobre los proyectos de emergencia del FA: urgentemente hay que aprobar estas cosas y nada de esto está contenido en la LUC
07/05/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/05/20200507-pacha.mp3
Descargar Audio

Entrevistado en InterCambio el legislador frenteamplista Alejandro ´Pacha´ Sánchez detalló el contenido de los siete proyectos de ley presentados por el Frente Amplio ((FA) este miércoles 6 en el Parlamento para mitigar las consecuencias socioeconómicas más urgentes de la emergencia sanitaria.

Sánchez explicó que en el FA “partimos de la base” de que el actual es “un momento muy complicado del país y el mundo” producto de “la pandemia” y del que “se va derivando una crisis social y económica” profunda frente a la cual “los países” están “tomando políticas que compensen” las peores y más urgentes consecuencias que recaen sobre la sociedad y la economía.

Hay envíos masivos al “seguro de paro”, muchas “empresas pierden ventas”, miles de “familias pierden ingresos”, “cuentapropistas” y “jornaleros” se ven “imposibilitados” de ganarse la vida, se produce “explosión de ollas populares”, dificultades o imposibilidades de “sostener la canasta familiar” para miles de personas y familias se suceden a diario.

Ante ese cuadro, el gobierno adoptó diversas “medidas” que si bien van en “el camino correcto”, resultan “extremadamente limitadas”, por ejemplo la “canasta de 1.200 pesos”, que si bien supone “una ayuda” es evidente que “no logra cubrir las necesidades” más básicas de las personas y se torna “necesario que el país tome medidas más urgentes” para que “no se pague con más pobreza” y “hambre” el efecto de la emergencia sanitaria, apuntó.

Esas medidas indispensables están expresadas en los proyectos aludidos y uno de estos, “sobre aspectos laborales, abarca por un lado la situación de los despidos” cuando hay en nuestro país “casi 130.000 compatriotas en seguro de paro”. Ante esto, “el gobierno ha aprobado algunos mecanismos como el seguro de paro flexible y fondos de crédito para las empresas”, que de este modo están recibiendo “determinados subsidios” y por esto mismo “no deberíamos permitir” que estos “esfuerzos de la sociedad” sean aprovechados por algunas empresas que generen “despidos abusivos”.

Entonces “el proyecto” prohíbe “despedir gente salvo en casos de notoria mala conducta” y así apunta a que “no se utilice la pandemia como excusa para reducir la plantilla de personal, como una cuestión de ajustes que la empresa quiera hacer” en los casos de haber “malos empresarios”, precisó. Además prevé “que se suspendan los plazos, por 180 días también, de la prescripción de los créditos laborales” cuando “uno puede tener créditos laborales” a su favor pero “no puedo ejercer mi derecho porque se ha paralizado el país” incluyendo “el Poder Judicial”, fundamentó el punto.

Por otro lado, se propone “el reintegro de trabajadores luego de la licencia maternal” cuando haya “recomendación médica” de que la asalariada “permanezca en el hogar” pero “se le agotan los días”. La iniciativa busca “que se pueda extender esa licencia maternal” contemplando “la situación de pandemia” para el caso de “un niño recién nacido y una madre” que legalmente debe “retornar” al trabajo y supone “un riesgo muy importante”.

Otra propuesta considera que habiendo “un incremento de las tarifas” de servicios públicos a la par de “una pérdida del trabajo” en miles de casos y cuando “aumenta el costo de vida porque ha crecido la inflación”, es claro que “puede haber casos donde se atrasen en los pagos” y aquí el FA plantea “que mientras dure la emergencia no se le corten los servicios esenciales”.

Otro proyecto remite a uno de “los costos fijos muy importantes de las familias, que es el de la vivienda” y en esto el FA reclama “no una exoneración” del pago “de alquiler” ni de “las cuotas hipotecarias” sino la posibilidad de abonar “una parte del alquiler” y que el resto se pueda “pagar en 24 cuotas sin moras ni recargos en el futuro”. Se prevé “un agregado muy importante” por el cual “el Poder Ejecutivo podrá también adicionalmente (…) otorgar un subsidio a aquellas otras personas que capaz tienen una o dos casas” que alquilan y éste “es su ingreso” vital, pero se les presenta “un problema” real con los inquilinos que incumplen no por ser malos pagadores sino porque pierden su ingreso total o parcialmente. Para remediar temporalmente estas dificultades el proyecto establece “que el Estado pueda adelantarle ese pago por la vía del subsidio” a aquellas “familias” que viven de esos alquileres, “particularmente de jubilados”.

Otra de las iniciativas legales remite a la situación de “muchas familias” que han “contraído créditos” pero ahora “se les hace cuesta arriba cubrir esos créditos” y cubren solo “el famoso pago mínimo”, con lo que “se les está cobrando unos recargos muy altos” por el saldo pendiente y así las empresas están “endeudando a la gente” en el peor momento. Para evitar estos extremos el FA propone que aquella persona que “acredite estar en el seguro de paro” o demuestre que “perdió sus ingresos”, pueda “pagar” el mínimo como siempre y “lo que resta” lo haga “sin moras y recargos”.

Otro proyecto toma en consideración que “el MSP ha establecido como una medida muy importante y necesaria la vacunación contra la gripe”; que al mismo tiempo “tenemos poblaciones de riesgo que no pueden dirigirse hacia un centro de salud a vacunarse, particularmente los más viejos” debido “al riesgo “de contagio”; y que “se está vacunando” en las casas pero “hay gente a la que le están cobrando 1.600 pesos”. Por lo tanto, desde el FA “decimos que debería ser gratuito no solo el test de Covid-19”, el cual “debería estar incluido en la canasta” de prestaciones “que ofrece el Sistema Nacional Integrado de Salud sino que también la vacunación en el hogar debería ser gratuita y cubierta por el Fondo Nacional de Salud”. Esto es “algo que se hace con un decreto” y deviene aún más urgente cuando “algunas mutualistas cobran 400 pesos y otras 1.600” por vacunar en el domicilio, o sea que “hay una situación de mercantilización” e incluso “algunas cobran 1.000 pesos pero mandan a los vacunadores en ómnibus”.

En otra de las iniciativas “estamos planteando la renta mínima de emergencia (…) durante la pandemia” para que “las familias no pasen hambre”, esto es “el número uno de las preocupaciones” y como “segundo elemento” se busca “que no se te caiga el consumo” al haber una “cantidad enorme de pequeñas y medianas empresas (…) que viven del mercado interno” y que éste “no se deprima es sustantivo” para que no cierren.

En este punto, el joven dirigente del MPP puntualizó que “no solo el monto de la canasta que se entregó es muy pequeño, esos 1.200 pesos, sino que esa concepción de dar alimentos es muy restringida” porque el gobierno “hizo una licitación y quienes le vendieron esas canastas al Estado son algunas de las grandes” superficies y “no los pequeños” negocios de barrio. “Entonces, si le doy los recursos a la gente con una renta, va a poder ir” a utilizarlos en los comercios minoristas “del barrio” y esto “permitirá a esos pequeños comercios seguir subsistiendo en este momento de dificultades enormes para sostenerse”. Se aspira así a que “esa economía no se apague del todo” y a que sea “menor” la clara “destrucción de fuentes de trabajo”.

En cuanto a “los costos” de esta medida de emergencia social, “el FA ha evaluado” para “una renta de esta naturaleza” una suma de “80 millones de dólares mensuales, por dos meses”. Esto “lo planteamos cuando se inició la pandemia” y “en el cálculo original por tres meses nos daba 240 millones de dólares”, cifra que “representa solo el 10% de los créditos contingentes que tiene contratados el Uruguay con organismos internacionales, que son por 2.500 millones de dólares” justamente “para situaciones contingentes”, aparte de que nuestro país tiene “una liquidez importante de sus reservas”.

Sánchez citó asimismo “al Banco Mundial” para fundamentar aún más la iniciativa anticrisis del FA, en el sentido de que “hacer esto (…) permite la sostenibilidad de las cuentas públicas” y considerando que “también está la recaudación del Estado” en juego en esta coyuntura. “Es un combo” que requiere “tomar medidas hoy para que en el futuro no sean peores las cosas”, y hacerlo aprovechando que “son costos que el Uruguay puede asumir”. También recordó que “estamos por abajo del promedio de América Latina” en cuanto al uso de recursos públicos destinados a mitigar las consecuencias socioeconómicas de esta crisis “y por abajo del promedio del mundo”. Por todo eso, reclamó, “urgentemente hay que aprobar estas cosas y nada de esto está contenido en la Ley de Urgente Consideración”.