EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Por Decir Fútbol

Pacha Sánchez: en el FA ganó el discurso gerencialista y abandonamos el discurso de proyecto político; faltó conducción y capacidad política
30/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/20200930_Pacha.mp3
Descargar Audio

Entrevistado en InterCambio el senador frenteamplista Alejandro Sánchez analizó el carácter ideológico del gobierno, reflexionó sobre el daño que el individualismo social le genera a los más vulnerables y criticó la “falta de conducción y de capacidad política” del Frente en sus 15 años de gobierno.

Sánchez caracterizó que los uruguayos estamos “en presencia de un gobierno radical” pero que “se cuida de no parecerlo”, un gobierno que es “radical” en su concepción “liberal” y cuyo núcleo duro, “el lacallismo resumido en el presidente de la República ejerce una hegemonía muy fuerte en la coalición”, tanto que “no veo matices batllistas ni wilsonistas”.

Otro ejemplo de esa concepción oficialista es que “desapareció el Consejo de Ministros” como ámbito colectivo de toma de decisiones. Otra muestra son las contradicciones en el Poder Ejecutivo por desconocimiento de iniciativas entre sus integrantes. El legislador añadió diferencias salariales en cargos de confianza según los ministerios y los pesos políticos de éstos.

Sánchez contó que planteó el asunto de los cargos al director Nacional de Servicio Civil, que respondió estar de acuerdo pero que “las cosas son así”. Agregó después como otro ejemplo notorio de clientelismo a los “120 correligionarios que van a instalar en el Mides” bajo figura de “pasantías”.

Ese rumbo del gobierno es viabilizado por el hecho de que “Julio María Sanguinetti tiene un proyecto que elimina las tradiciones coloradas, él va por la construcción junto al Herrerismo del ́verdadero Partido Nacional ́”. Para construir ese proyecto político “se intenta ir hacia un camino de bipartidismo” a partir de la reconfiguración de “un sector liberal radical”.

Luego el legislador abordó la dimensión socioeconómica de ese proyecto y las consecuencias sociales de su aplicación. Al respecto se preguntó: “¿La gente quiere vivir del goteo, de las migajas que caigan de los poderosos?”.

Más adelante señaló que una “ ́parte de la autocrítica” que se debe el Frente Amplio (FA) lleva a ver que “en este ciclo electoral” finalizado el domingo pasado, “quienes hoy gobiernan, el ́lacallismo ́ nos arrebató un concepto muy importante en política, que es el concepto de ́cambio ́”. En torno al tema concluyó que “perdimos una batalla de ideas” sobre “la solidaridad”.

Además “el FA tiene a veces un pecado original” vinculado a que “es demasiado urbano” y no conecta mucho con la ruralidad y el Interior. Acerca de la sociedad como espacio común, reflexionó que “hasta desde la mirada más individualista deberíamos pelear en serio por la solidaridad”.

El dirigente montevideano del MPP prosiguió desgranando una crítica al FA y en este sentido reconoció que “nos faltó conducción y capacidad política y también valentía, que es encarar los temas” de cara a la sociedad.

Dijo que en el plano socioeconómico “nos ganó el discurso gerencialista y abandonamos el discurso de proyecto político”, cuando “la prioridad es la política”. Esto significa por ejemplo que “en Bella Unión no se puede morir de hambre la gente”, mucho más importante que la rentabilidad “de Alur”.