EN VIVO

1 seg
|
1 seg

InterCambio

´Pacha´ Sánchez: el déficit hay que equilibrarlo pero sin que eso tenga un costo social en el aumento de la pobreza y del desempleo
11/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/200811-PACHA.mp3
Descargar Audio

Entrevistado en InterCambio el diputado del Frente Amplio (FA) Alejandro ´Pacha´ Sánchez fustigó la política de recortes del gobierno alertando sobre las consecuencias que esto provocará al país y respondió las declaraciones del director de la OPP acerca de egresos en la Universidad de la República.

Sánchez puntualizó que “lo que dice (el director de la OPP, Isaac) Alfie es un disparate” referido al Presupuesto y los egresos de la Universidad, “porque no tiene contraste en la realidad. Eso lo puede decir alguien (…) con una franca orientación anti-Estado o pro-organizaciones privadas” y “cuando uno golpea al Estado, golpea a la Universidad, golpea a sus instituciones, lo que está buscando, simplemente, es construir una idea en la sociedad de que esas instituciones son malas y si son malas, por tanto no tenemos que gastar en ellas y lo que hay que hacer es retirarles recursos y cuando eso sucede en la sociedad, es para beneficiar a los privados”.

En realidad, razonó el legislador del Espacio 609, “lo que hay detrás de toda esta prédica es un interés en promover la mercantilización de la Educación, en promover la idea de que hay que ir a las instituciones privadas a estudiar porque es mucho mejor. Y no solo lo dice Alfie, lo han dicho algunos legisladores del gobierno, de la coalición, en los debates parlamentarios, han puesto a los privados como la panacea a la hora de pensar estas cosas. Históricamente se pelean con la realidad. Uruguay casi que lidera en cantidad de estudiantes universitarios per cápita, y el proceso de masificación de la Universidad de la República en los últimos años ha sido brutal, estamos hablando de que casi la mitad de los estudiantes de la Universidad hoy son primera generación, y si vamos a la Universidad Tecnológica es el 90%. Han crecido las carreras, se han diversificado, hay gurises de Montevideo que van a estudiar al interior, al revés que antes”.

Indicó además que “el recorte ya empezó hace rato, porque está el decreto 90, de Marzo, antes de la pandemia, que lo que hace es aplicar un recorte a rajatabla, sin medir nada, del 15% de lo ejecutado en 2019, que no es ni siquiera lo presupuestado”. Entonces “ya está aplicándose un recorte que ¡oh casualidad! (el senador Guido) Manini pateó el tablero y el recorte dejó de aplicarse (…) para el Ministerio de Defensa Nacional”, reflexionó.

Recordó que “estamos peleando para que no haya recorte, pero pensemos que no estamos” luchando “por avanzar” en materia presupuestal sino apenas por “salvar que no recorten bestialmente las políticas que tenemos. No es que estamos avanzando en ciencia y tecnología, no es que se está poniendo más recursos”. Por lo tanto, advirtió, “el freno de mano hacia el futuro está puesto” desde el inicio del gobierno de la ´coalición multicolor´. De ahí la necesidad de tener presente que el país tendrá “un Presupuesto Quinquenal donde seguramente haya otros recortes más, que van a tener un efecto salvaje” no solamente “sobre las políticas públicas” sino que además producirá “un efecto peor sobre la economía del Uruguay” en su conjunto.

El gobierno programó quitarle “900 millones de dólares a la economía uruguaya”, pero “achicar la economía no parece ser el mensaje que están dando los países” en el mundo frente a la emergencia y la crisis que ha desencadenado la pandemia. “Me da un poco de vergüenza ver cómo el Fondo Monetario Internacional, los apologistas del recorte y del ajuste, nos están diciendo que somos tacaños (…) esto va a generar un impacto que va a achicar los recursos del Estado y entramos en un espiral donde ajustan, recortan, achican la economía, pierde la gente, se empobrece, hay menos trabajo, hay más desempleo, hay menos consumo entonces, nuevamente viene el acorte, el recorte, el ajuste nuevamente y así llegamos al 2002”.

Después el entrevistado habló de la política de inversiones en las empresas públicas aplicada por el FA desde Marzo de 2005 tras encontrarse con un “Uruguay que venía devastado” por desinversión y desmantelamiento de activos estatales y políticas públicas “en todas las áreas” en los gobiernos anteriores. “Y lo que hubo que hacer fue llenar ese enorme agujero negro que tenía con empresas que eran chatarra, que no tenían inversiones durante años, con 40% de pobreza, con situaciones lamentables; acá había un dicho que era ´acá hay más hambre que maestros de Escuela´”, evocó.

En cambio, “hoy el 80% de las carreteras están consideradas buenas o muy buenas (…) el país que nosotros entregamos es de empresas públicas que dan ganancia, que son potentes, que compiten, que tienen calidad, que han invertido en tecnología como lo han hecho Antel, UTE. Y lo que están haciendo con su propuesta es claramente desinvertir” para después poder “fundamentar que hay que venderlas porque no sirven, porque esa es la estrategia del neoliberalismo (…) ese es el objetivo de este gobierno”.

“La realidad es que hacen esto para que se concentren más los recursos, no para que se redistribuyan (…) y en definitiva lo que termina pasando es destrucción y liquidación del patrimonio público, cortarle las patas y las alas al desarrollo del país, y además empobrecimiento de la gente. Hoy tenemos 100.000 puestos de trabajo menos (…) más los trabajadores que están en Subsidio por Desempleo, que no se sabe cuántos van a regresar”. Entonces “las consecuencias de esas políticas son responsabilidad de este gobierno” y de hecho ya ocurrió que “viene la Cepal y le dice: ´usted es el último de la tabla, señor´ (…) en aporte de recursos” para socorrer “a la gente”. “Después no me diga que la culpa de todo eso la tuvo el virus”.

Sobre el déficit, enfatizó que “la gran diferencia hacia el Presupuesto es si atendés el déficit con la motosierra o con una pulidora”. “El déficit hay que manejarlo, hay que equilibrarlo, pero sin que eso tenga un costo social en el aumento de la pobreza, en el aumento del desempleo, sino que se pueda hacer de manera prolija y ordenada”. Y “es falso decir que les entregamos un país sobre-endeudado; país sobre-endeudado era el que recibió el FA cuando tenía una deuda del 100% de su PBI, es decir que debíamos todo lo que producíamos en un año, pero además teníamos vencimientos en muy corto plazo y por supuesto, en dólares, que no lo manejamos”, recordó.

Pero “no hay mayor verdad que la realidad” y por ejemplo, esto puede verse en “los inversores financieros, que si algo no tienen es corazón. Salió el gobierno y colocó 2.000 millones de dólares” en deuda comprada por esos inversores que “no te prestan, no vienen a hacer políticas sociales estos tipos que ponen 2.000 millones de dólares en un país” sino que buscan su negocio analizando básicamente si “éste puede pagar o no”.

“Este país tiene 5.300 millones de dólares efectivos en la caja del Banco Central, ¿cómo van a decir que no tienen plata?”, interrogó Sánchez al aire refiriéndose al gobierno, “5.300 millones de dólares de reservas de libre disponibilidad”. Sobre esto “se le consultó” en el Parlamento a la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche y “no quiso contestar porque lo que tenía que contestar era que la caja no estaba en cero y que el país no estaba quebrado”. De hecho, “eso es lo que les dijeron a los inversores internacionales en el documento que publica el gobierno”, donde éste dice que “´el Uruguay es el país más sólido de América Latina´”, lo contrario a “las declaraciones del gobierno a los uruguayos y las uruguayas”, anotó.

En ese documento, el gobierno expresa además que nuestro país “´es el que tiene mayor nivel de formalización, el que tiene menor nivel de corrupción, el que tiene la mejor institucionalidad y el que tiene la fortaleza financiera para poder hacer frente a sus obligaciones en el futuro´. Es decir, ese no es un Uruguay quebrado, fundido, que no pueda pagar sus compromisos” sino uno que “ha hecho una inversión gigantesca en todas las áreas del país”.

Después el dirigente del MPP habló de Ancap y puntualizó que el supuesto rojo de 800 millones de dólares corresponde a “inversiones realizadas”. “En la causa (judicial) de (Raúl) Sendic han citado a Arbeleche, que era una de las responsables de la Unidad de Deuda, porque esa famosa plata, ese cambio de dinero que se hizo” consistió en “liquidar esa deuda de Ancap” por compras de petróleo a crédito e inversiones, “capitalizando la empresa desde Rentas Generales.

Y lo que hizo fue cancelar esas deudas que tenía Ancap” por todas “las inversiones que había realizado en la desulfurizadora, etcétera, etcétera, porque cuando vos pagás por adelantado una deuda que tenés pactada a 20 años, te hacen una quita. Y el Uruguay se ahorró 300 millones de dólares en esa quita. Entonces este es un problema contable” y además originado por el criterio de registro de los gastos e inversiones que “el Fondo Monetario Internacional” les impone a los países. En realidad “es la misma caja, en Ancap o en Rentas Generales”.