EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Alquimia

Pablo Mazzini, director del programa Uruguay Crece Contigo: es bueno que la gente se forme para trabajar en Primera Infancia
23/05/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/05/20190523-MAZZINI.mp3
Descargar Audio

Entrevistado en InterCambio el director del programa Uruguay Crece Contigo del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Pablo Mazzini, habló sobre la labor del programa y las políticas hacia la infancia y adolescencia en el marco de las actividades de ´Mayo, mes de la Primera Infancia´.

Mazzini contextualizó el tema al destacar que “Uruguay tiene una larga tradición de trabajo con la infancia y la adolescencia”, y que “la Convención” internacional cuyos “30 años” de suscripción se están celebrando, “estableció un piso de estándares de derechos de los niños”.

Hubo durante el siglo 20 y sobre todo en su segunda mitad, una “primera batalla que se dio” a nivel teórico y conceptual en buena parte del mundo para diferenciar “adolescente de niño”. Se libra “ahora” otra “batalla” de similar significado y proyección para “diferenciar la Primera Infancia” de la idea de niñez como una sola etapa o periodo de desarrollo del sujeto.

Explicó que en Uruguay es muy relevante el foco de la atención pública en “Salud” a través de “controles” periódicos, “sobre todo de embrazadas y después de niños sanos”. Simultáneamente, “otra línea de trabajo” cada vez más general y actualizada refiere a “la expansión de los Cuidados” y su relación con “Educación Inicial”.

Esto último opera a través “del Plan CAIF”, aunque también “Primaria” y los institutos “privados” de Educación Básica están realizando “una expansión desde los grados más altos hacia los más bajos” en ese aspecto. Es así que “hoy están universalizados” en materia de Cuidados los niños “de 5 y 4 años” de edad, mientras que “ahora con el Sistema de Cuidados” se está “cubriendo” paulatinamente “a todos los niños de 3 años”, precisó.

En la concepción de estas políticas públicas se parte del dato -entre otros muchos- de que “las familias tienen cada vez menos tiempo de cuidar” a los menores, dado que “las mujeres” ingresaron “definitivamente al mercado de trabajo” y “los hombres” en general no asumen esas responsabilidades.

Cada vez hay más estudiantes que cursan carreras y cursos vinculados a estas dimensiones de la vida social. “Es bueno que la gente se forme para trabajar en Primera Infancia”, un capítulo que “es clave” al definir “las inversiones” del país “en términos estratégicos”. Porque “depende de qué trayectoria” socio-familiar “tenga” cada persona desde su nacimiento, para que la sociedad determine “a qué puesto de trabajo va a ir”, recordó.

Además, hay razones más prácticas, de carácter más economicista, en función de las que “necesitamos que les vaya bien” en la vida, incluyendo la laboral, a los chicos que nacen y crecen en condiciones desfavorables: “la presión económica” sobre el Estado, especialmente la Seguridad Social.

Añadió que pese a los avances logrados en el país desde 2005, persiste una “brecha” etaria y generacional de condiciones materiales de vida según la cual “por cada adulto pobre, hay 7 u 8” niños y adolescentes pobres.

Claro que “en 2005” los niños y adolescentes viviendo “debajo de la línea de pobreza” eran entre “55%” y el “56%” del total, mientras que “hoy estamos en 17,4%”, guarismo que “es una barbaridad también” y para cuya superación “seguimos trabajando”, apuntó Mazzini.

Al describir la labor que realizan Uruguay Crece Contigo y el Mides en general para mapear las situaciones de personas y hogares sin cobertura, mencionó la herramienta de “la geo-referenciación”, que está “asociada a dónde” se registra “mayor vulnerabilidad”.

Con atención en Cuidados a Primera Infancia actualmente “hay 56.000” niños y “en 3 años vamos a llegar” prácticamente “a la cobertura universal”. Contó que “todos los niños que nacen” en Uruguay “reciben un set” con “libros” informativos para los padres “y juguetes”. Los nacidos “el año pasado” fueron “unos 43.000”, esto es aproximadamente “13.000” menos respecto de mediados de la década de los ´90.

Después el entrevistado habló de los proyectos de vida en las capas medias y la ausencia o carencia de esta perspectiva en las clases subalternas, especialmente entre las jóvenes, diferencia que se expresa en las distintas tasas de natalidad a edades tempranas y las posteriores trayectorias de vida.

También explicó cómo trabajan los equipos del programa y el Mides en la detección de jóvenes sin controles y casos que necesitan atención. Subrayó asimismo la “transformación” en la vida de muchos jóvenes que generan muchas de las intervenciones del programa y la acción estatal en general.

“Hemos llegado a 180 localidades el año pasado” en todo el territorio nacional, mediante el trabajo de “profesionales que entraron por concurso al Ministerio” y allí “se ganaron el lugar”. Laboran recorriendo el país “con lluvia” y bajo sol, “con violencia en los barrios” y siempre “tejiendo vínculos” sociales y con otras instituciones del Estado en cada lugar.

Informó que “en Uruguay hay un 20% de niños con algún trastorno en su desarrollo” y destacó que “esta expansión de Cuidados capitaliza esa historia” estatal nacional de atención a través “de CAIF”.