Pablo Abdala: Si bien Uruguay cuenta un marco normativo sobre trabajo infantil debe mejorar fiscalización para garantizar su cumplimiento
15/06/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/06/ABDALA-1-TRABAJO-INFANTIL-web-1.mp3

Este viernes 12 se celebra el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil. En declaraciones a Info 24 el presidente del Directorio del INAU, Pablo Abdala, dijo que éste es un día que nos debe llamar a la reflexión y remarcó que en Uruguay si bien hay un marco normativo, no está claro que se esté cumpliendo.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dedica cada 12 de junio desde el año 2002 para concientizar sobre el problema y aunar esfuerzos para erradicar este flagelo. La campaña éste año será virtual y se centrará en el impacto de la crisis por el COVID-19.

En la mañana de este viernes 12 se realizó en el hall de la sede del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) una conferencia con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, de la cual participaron representantes del Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CETI), el ministro de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) Pablo Mieres, el ministro de Desarrollo Social (MIDES) Pablo Bartol y el presidente del INAU, Pablo Abdala.

Previo a éste encuentro, INFO24 se comunicó con Pablo Abdala quien dijo que éste es un día que nos debe llamar a la reflexión y remarcó que en Uruguay si bien hay un marco normativo no está claro que se esté cumpliendo.

Aseguró que en nuestro país hay cerca de unos 70 mil niños y adolescentes trabajando y si se agrega el trabajo doméstico la cifra se eleva a 90 mil, según las últimas estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hay 152 millones de niños en situación de trabajo infantil, de los cuales 72 millones realizan trabajos peligrosos. Estos niños ahora tienen un riesgo aún mayor de enfrentar circunstancias aún más difíciles y de trabajar más horas al día. Casi la mitad de los 152 millones de niños víctimas del trabajo infantil tienen entre 5 y 11 años; 42 millones (28%) tienen entre 12 y 14 años; y 37 millones (24%), entre 15 y 17 años.

El trabajo infantil se concentra en primer lugar en la agricultura (71%), que incluye la pesca, la silvicultura, la ganadería y la acuicultura, y comprende tanto la agricultura de subsistencia como la comercial; el 17% de los niños en situación de trabajo infantil trabaja en el sector de servicios; y el 12% en el sector industrial, en particular la minería.

Muchos niños en todo el mundo participan en formas de trabajo remuneradas y no remuneradas que no son perjudiciales para ellos. Sin embargo, se considera niños trabajadores cuando son demasiado jóvenes para trabajar o participan en actividades peligrosas que pueden comprometer su desarrollo físico, mental, social o educativo. En los países menos adelantados, algo más de uno de cada cuatro niños (de 5 a 17 años) realiza trabajos que se consideran perjudiciales para su salud y desarrollo.

África ocupa el primer lugar entre las regiones, tanto por porcentaje de niños en trabajo infantil (un quinta parte) como el número absoluto de niños en situación de trabajo infantil: 72 millones. Asia y el Pacífico ocupan el segundo lugar con un 7% y 62 millones en términos absolutos. Las regiones de África y Asia y el Pacífico juntas alcanzan la cifra de casi nueve de cada diez niños en situación de trabajo infantil en todo el mundo.

La población restante se divide entre las Américas (11 millones), Europa y Asia Central (6 millones) y los Estados árabes (1 millón). En términos de incidencia, el cinco por ciento de los niños están en situación de trabajo infantil en las Américas, el cuatro en Europa y Asia Central, y el tres en los Estados Árabes.

A pesar de que el porcentaje de niños en trabajo infantil es más alto en los países de bajos ingresos, su número es en realidad mayor en los países de ingresos medios: el nueve por ciento en los países de ingresos medios bajos, y el siete, en los de ingresos medios altos. Las estadísticas sobre el número absoluto en cada grupo de ingresos nacionales indican que 84 millones de niños están en situación de trabajo infantil, el 56 por ciento de los cuales vive en países de ingresos medios, y otros 2 millones viven en países de altos ingresos.