Mauricio Zina - adhocFOTOS
Núñez: en el Presupuesto hay una falta de transparencia muy grande, una especie de cheque en blanco y se evaden controles parlamentarios
06/10/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/10/20201006_Nuñez.mp3

Entrevistado en InterCambio el diputado frenteamplista Gerardo Núñez fustigó el Presupuesto del gobierno porque busca reducir “el peso de los salarios en la economía” y operar “un achicamiento del Estado”. También explicó en qué consiste la redistribución de recursos que propone la oposición.

Núñez informó que “la evaluación general” que hace la bancada del Frente Amplio (FA) en la Cámara de Representantes indica que este “Presupuesto forma parte de un paquete de medidas para hacer retroceder conquistas anteriores alcanzadas por el pueblo”. Por ejemplo, “hacer retroceder el peso de los salarios en la economía” así como empujar atrás “algunos derechos”.

Resumió esa lectura con el dato de que “al final del 2024 el Presupuesto” representará “una caída respecto del PBI de aproximadamente 2 puntos, si esto se mantiene” según la programación macroeconómica del gobierno.

El Proyecto oficialista apunta también a operar “un achicamiento del Estado” pero lo hace mediante “una selección muy fina para el recorte”, ya que al mismo tiempo se produce una “aparición de cargos de confianza” con sobresueldos. Sobre esto, destacó el legislador de la 1001, “ayer nos enteramos de que los diputados” oficialistas no votarán “una propuesta del gobierno” en ese sentido. “Esta decisión que tomaron ayer la saludamos” por ser “conveniente” emitir “una señal de ajuste en general (…) mientras se les pide un esfuerzo a los trabajadores, las trabajadores y los uruguayos”.

Pero eso parece ser una excepción en la lógica presupuestal del oficialismo dado que, entre otros muchos ejemplos posibles de asimetrías, “aumenta la cantidad de generales y coroneles” como parte de “un tratamiento distinto” del gobierno al “Ministerio de Defensa Nacional” respecto de “los otros incisos”. Aunque el ejemplo más paradigmático son “medidas económicas que impactan en el bolsillo de los trabajadores” en marco de crisis mundial.

Otra preocupación de la oposición es que “hay una falta de transparencia muy grande, hay una especie de cheque en blanco en este Presupuesto”, que prevé algunos gastos “evadiendo ciertos controles parlamentarios”.

Ante esa realidad política marcada por el oficialismo, la bancada del FA propone una redistribución de recursos y en ésta, “las áreas prioritarias que definimos” son las mismas que “jerarquizamos cuando fuimos gobierno”, con centro en “la Educación Pública” y específicamente en “la Universidad de la República”, siendo un capítulo “las becas”, y también en “la UTEC”.

Otra área jerarquizada es la de “primera infancia” y en este caso, los parlamentarios frenteamplistas están “buscando cómo transversalizar” los escasos recursos dables de ser redistribuidos entre las varias instituciones que cumplen diferentes cometidos en la materia, de la ANEP al INAU.

Asimismo se proponen “intentar reforzar” con dinero la lucha contra la violencia de género mejorando la aplicación de la Ley Integral. En total, resumió el entrevistado, “vamos a estar redistribuyendo unos 2.000 millones de pesos”, cifra que constituye “un escenario de mínima”.

A la interrogante: “¿de dónde vamos a sacar esos recursos?”, Núñez respondió que una de las fuentes “tiene que ver con el Ministerio de Defensa Nacional”, especialmente con “la presupuestación de coroneles y generales” prevista por el gobierno, de la que se obtendría entre “unos 76 a 80 millones de pesos”, que si bien no es una cifra abultada, en las actuales condiciones “pueden servir para cubrir otras áreas que tienen poco o nada”.