˂ Volver a Portada

No se entiende que los salarios rurales pierdan poder de compra si la gran producción agropecuaria tiene precios importantes y valoración del dólar

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS.

Escuchar


En su espacio de reflexiones en M24 el expresidente José Mujica evaluó que los anuncios del gobierno demuestran que “los reclamos insistentes de todas la fuerzas y todos los movimientos sociales alguna cosa han logrado”.

Mujica expresó que “finalmente el gobierno”, después de muchos meses de reclamos opositores, sociales y también del ámbito oficialista, “más vale tarde que nunca, ha tomado algunas medidas que nos parecen bien en el rumbo”, aunque “muchos sectores de la economía” como “las pequeñas empresas particularmente” y también “los trabajadores van a considerar francamente insuficiente” como respuesta a tantas demandas acumuladas. Pero más allá de esto, “algo se ha puesto arriba de la mesa” y entonces, destacó el exmandatario, ello implica que “todos los reclamos insistentes de todas la fuerzas y todos los movimientos sociales alguna cosa han logrado”.

Después Mujica recordó que “ha aumentado vertiginosamente la pobreza” y esto “sorprende cuando se analiza por Departamento”. “Uno puede entender perfectamente” que dicho aumento se registre en “Maldonado o Colonia” porque en ambos “el turismo tiene una fuerte participación” y esta actividad se ha paralizado por la pandemia. Pero eso no debería ocurrir en “Departamentos de naturaleza hondamente agropecuaria”, en los que sin embargo “ha pasado lo mismo y esto sí que es difícil de entender”, razonó.

Es que el sector agropecuario, “en cierta medida, sin tirar manteca al techo, tiene una coyuntura de precios bastante aceptables” y en función de esto “no puede entenderse por qué (…) los salarios agropecuarios no lograron por lo menos una equiparación en materia de poder de compra”, mientras que “el grueso de los salarios del país han perdido valor de compra”, anotó.

“El salario mínimo como punto de referencia era en enero del 2020, 16.300 pesos y es en enero del 2021, 17.930 pesos. Eso, si gastáramos todo un salario en compras de kilos de arroz, en el 2020 podría comprar 396 kilos, en el 2021 puede comprar unos 360 kilos”, ejemplificó el líder del MPP.

En general “los salarios han perdido poder de compra” en una economía golpeada por la crisis y en recesión, con muchos rubros en dificultades, pero “no puede entenderse que a los salarios rurales les pase lo mismo” siendo que “los más grandes productores del país, los que mueven la aguja, fundamentalmente trabajan con personal asalariado, trabajadores rurales”.

“La gran producción agropecuaria -recalcó- tiene precios representativos importantes, de ninguna manera son precios de ruina, ha tenido una valoración del dólar y no puede entenderse que los salarios rurales hayan tenido pérdida en el poder de compra. Esta es una de las injusticias más flagrantes que pasan (…) y tal vez explica por qué ha aumentado la pobreza en muchos Departamentos de franca naturaleza agropecuaria”, reflexionó.

Por eso, reclamó sobre la negociación colectiva, “en la nueva discusión de salarios el Uruguay no debería olvidarse de los trabajadores rurales, y tal vez no se debería poner a todos en la misma bolsa, porque hay enormes diferencias de un lado al otro. No es lo mismo la situación de los pequeños productores con los grandes que por razones tecnológicas y de escala tienen un grado de solvencia e ingresos imposible para los pequeños que luchan con inmensas dificultades. Para ser justos habría que ser diferenciados”.

Nota relacionada:

Sobran voces que hablan del apoyo al campo pero no veo palabras de reconocimiento a los trabajadores rurales