EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Por Decir Fútbol

¿No más shampoo? La tendencia ‘Curly Girl Method’ gana adeptas
20/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/200819-03-ZONA-CUIDADO-DEL-PELO-M24-1.mp3
Descargar Audio

Algunos de los productos que usamos a diario contienen elementos químicos que dañan y resecan el pelo. Te contamos en qué consiste el ‘Método de las Chicas con Rulos’, una corriente que invita a cambiar la forma de lavar el cabello para restaurarlo y lograr ondas naturales sin frizz.

El ‘Curly Girl Method’ es tendencia este 2020 no solo en las mujeres con rulos sino en todas aquellas que quieren restaurar su cabello y sentirlo más hidratado. La premisa es dejar de usar determinados productos que contienen elementos muy dañinos como sulfatos, petrolatos, alcoholes y siliconas.

«Lo más importante tiene que ver con el lavado. Cambié de shampoo, a veces ni siquiera uso shampoo. Empecé a hacerme mascarillas de tratamiento, en lugar de crema de enjuague. Después me pongo crema para peinar y gel, nunca se me hubiera ocurrido que iba a usar gel en cada lavado. Dejé de usar toalla y empecé a usar remeras de algodón», contó Sofía Pandolfo, estudiante uruguaya que promociona el método en Instagram.

Para dormir, recomienda que las mujeres se hagan un moño en la cabeza y la envuelvan con un pañuelo, para despertarse con los rulos perfectos al otro día. También aconseja utilizar una funda de almohada de satén o de seda para evitar el frizz.

Dentro del Curly Girl Method hay dos estilos distintos. El co-wash —término derivado de conditioner wash, es decir, lavado con acondicionador— y que implica lavar el pelo con dos acondicionadores distintos (sin shampoo). Y el low-poo, que es un poco menos extremo porque en este se puede lavar el pelo con un shampoo que sea menos agresivo, que tenga menos componentes químicos como el sulfato.

«La idea principal es dejar de usar shampoos y formas de lavarnos el pelo que sean muy fuertes, y además de llevarse la grasa y la suciedad barren con todo lo que lo mantiene hidratado y nos resecan. El low-poo implica seguir usando un shampoo, que tiene ingredientes que son limpiadores pero mucho más suaves que los shampoos tradicionales. Y el co-wash es un paso más allá, es no usar en cada lavado estos limpiadores, usar solo acondicionador y masajear mucho el pelo», dijo la influencer.

Por último, en este método está prohibido el uso de planchita y el secador se puede utilizar pero con difusor para que el calor no llegue directo. Sofía invita a todas a probarlo y a no asustarse con los pasos a seguir, pues con realizar sólo algunos de los cambios se comienzan a notar diferencias.

«Yo enseguida empecé a notar el cambio. En realidad tengo el pelo entre ondas y rulos, y toda mi vida pensé que era un lacio fallado. Y en cuanto empecé a hacer esto con dos o tres lavados vi que tomaba forma, que se agrupaba, que empezaba a haber ondas y que tenía mucho menos frizz. El pelo estaba más feliz», concluyó Pandolfo.