No más Breton Woods: el Banco Asiático de Inversiones desafía el orden mundial
11/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/201111-04-CONT-BANCO-CHINA.mp3

Desde su creación en 2013, la iniciativa china ha logrado un crecimiento exponencial. 82 países ya son miembros plenos de la institución financiera multilateral, mientras que otros 21 se mantienen como integrantes prospectivos. Sputnik habló sobre su rol con el investigador uruguayo Andrés Raggio.

A pesar de haber nacido como una respuesta de China para atender las carencias regionales, el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura se convirtió rápidamente en algo más grande.
Más allá de la existencia de otras instituciones de financiamiento, el proyecto de Xi Jinping creció más que el resto debido a uno de sus aspectos centrales: ser el instrumento financiero de un nuevo modelo de gobernanza global en el que Pekín es el centro.
«El banco nace como un proceso paralelo a la iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda. Es muy difícil disociarlos porque tienen componentes de conexión muy fuertes», dijo a Sputnik el investigador uruguayo Andrés Raggio.
«Son propuestas que están totalmente vinculadas a China, a su proyección sistémica y en particular a la gobernanza, entendida como la forma de hacer las cosas en este escenario internacional de claro conflicto entre dos potencias sistémicas. Una en declive y otra en ascenso», explicó.
Para el doctorando en relaciones internacionales e integrante del Grupo de Trabajo «China y el mapa del poder mundial» de CLACSO, el nombre de la institución ha quedado desfasado con la realidad, en la que la institución es de carácter mundial «salvo excepciones como EEUU». De hecho, a su criterio, las posibilidades de que este país se integre son casi nulas pues legitimaría la propuesta de su rival.
«Además, la política norteamericana va absolutamente en contra de lo que está haciendo China. EEUU, como potencia en declive, está buscando erosionar las estructuras de relacionamiento internacional entre estados, con el vaciamiento de la Organización Mundial del Comercio o la Organización Mundial de la Salud. Pero China busca todo lo contrario: ampliar, tender puentes», señaló.
Para el analista, el Banco Asiático tiene un rol similar, que intenta competir con organismos financieros internacionales como el Fondo Monetario o el Banco Mundial. Ambas son instituciones financieras surgidas del acuerdo de Breton Woods tras la Segunda Guerra Mundial y que constituyeron el orden mundial en el que EEUU es el líder.
Esto y más en Contante y Sonante.