Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS
No hay clima de negociación en el gobierno y será dificil acordar el próximo fiscal de Corte, dijo Topolansky
20/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/20201120_Topolansky.mp3

Entrevistada en InterCambio la senadora frenteamplista Lucía Topolansky fue pesimista sobre un acuerdo con el gobierno para designar al próximo fiscal de Corte y a otros jerarcas en instituciones del sistema de justicia debido a la ausencia en el oficialismo de una voluntad efectiva de negociar.

Topolansky desestimó declaraciones de actores oficialistas reclamando la remoción del fiscal de Corte, Jorge Díaz antes de la sucesión constitucional porque “el proceso está escrito por Constitución, así que sobre eso hay gente que puede hablar, pero es nada más que hablar por hablar. La solicitud de retirarlo no tenía ningún fundamento ni viabilidad porque se precisa una mayoría especial”. “Fue una discusión política para ́la barra ́, nada más que eso, no le doy ninguna importancia ni tiene nada que ver”.

El problema real radica, explicó la veterana legisladora, en que “el fiscal de Corte, si no se llega a un acuerdo, queda acéfalo, y la acefalía de la Fiscalía de Corte es algo muy penoso. Ya lo vivimos” cuando Óscar “Peri Valdez renunció” y fue así “como nosotros ingresamos en 2005 al gobierno. En ese momento el presidente Tabaré Vázquez nombró por Encargatura a la fiscal Mirtha Guianze y el mecanismo no funcionó, porque es demasiado importante el cargo como para que sea una Encargatura. Y a partir del nuevo Código del Proceso Penal es todavía más importante”, reflexionó.

Tras “un largo esfuerzo”, en aquel entonces “se pudo nombrar al fiscal (Rafael) Ubiría”, quien “era blanco” cuando “la mayoría era del Frente Amplio (FA). Esto se lo recordé a Penadés el otro día en las negociaciones” al ser este senador quien conduce las tratativas en nombre del oficialismo.

“Cuando uno va a negociar y precisa los votos de otro, te doy para que me des. No es sí o no, diga di, diga lo, te traigo otro nombre, diga di, diga lo. Así no. Vos vas a tener que ceder algo y las dos partes ceden algo. Eso es lo que no está en este momento en el espíritu de las negociaciones. No por Penadés, que es un muy buen negociador, y que tiene la enorme changa de representar una coalición variopinta. La negociación va a paso de tortuga”.

La senadora lamentó que “han entrado a jugar una cantidad de niños con este trompo. Todo lo que se dijo en la prensa, en cuanto a nombres, no es nada de lo que estamos considerando, absolutamente nada”. Los desmintió “totalmente, no tiene nada que ver con lo que discutimos ni con lo que nosotros tenemos para hacerle” al gobierno como propuesta de candidatos, “que todavía no la hemos hecho pública, no se la hemos hecho a Penadés. Ni tampoco tiene que ver con el nombre que nos manejó él, nada de nada. Es especulación, son versiones, no hay noticias y entonces se habla de eso”.

Este asunto debe estar resuelto “en el 2022” pero sin embargo “se empieza ahora porque todos somos conscientes de que es una negociación difícil, en un gobierno que no está dialogando con la oposición. Esto se vio durante la ́Ley de Urgencia ́ y se está viendo ahora durante la Ley de Presupuesto”.

“Además, esta forma de negociar que se implantó” por el gobierno en el Poder Legislativo y “que es bien distinta a la que se hacía antes, por ejemplo excluye al PERI, que tiene un solo voto y por más que la senadora (Graciela) Bianchi se enoje conmigo, los numeritos mandan en el Parlamento. Ese voto, como el del Partido Independiente (PI) o el del Partido de la Gente (PG), no mueven la aguja, son testimoniales”, apuntó.

En cambio, contrastó remitiendo al FA, “nosotros, cuando negociábamos, citábamos a dos blancos, dos colorados, dos del PI y citábamos a la Unidad Popular, aunque tuviera un solo voto. Así que hay una modalidad de negociación muy distinta. Por eso no tengo ningún optimismo en esto. Estoy tratando de hacer lo mejor la tarea, pero la veo fea”, pronosticó.

“Negociación significa un clima de negociación y creo que no hay. Tengo 20 años de experiencia en el Parlamento” sin conocer una actitud como la de este gobierno hacia la oposición. “Esto se deterioró en el último tramo del periodo pasado, en pleno pie de la campaña electoral (…) y era ya una oposición cerril, con mucha denuncia y todo quedó en ́agua de borrajas ́”.

Destacó que “Penadés es un excelente negociador”, pero igual “tiene que responder a una cantidad de sectores de su propio partido; él no es del sector del presidente; tiene que responder al Partido Colorado, a Cabildo Abierto, al PI y al PG. Lo compadezco, es un buen legislador, un senador al que le tengo muchísimo respeto y tiene que hacer un mandado difícil”.

“En esta conversación, el otro partido de oposición que no es coalición” de gobierno, “no sé ni si está enterado de esto. Es penoso eso, porque se hacen gárgaras sobre la democracia” cuando el abordaje de negociaciones como ésta sobre organismos del Estado “es parte de la esencia de la democracia”.

En otro orden, la dirigente del MPP fustigó al senador blanco Sergio Botana por comportarse como “un pseudo reyezuelo” en el Departamento de Cerro Largo. Luego alertó que se está operando una “total privatización del Ministerio de Vivienda”, Secretaría de Estado en la que hay en marcha “una privatización de todos los recursos, no sé lo que va a pasar ahí”.

Acerca del próximo presidente del FA, Topolansky puntualizó que “quisiéramos que hubiera un presidente por consenso, por acuerdo de todas las partes, coalición y movimiento (…) porque es mucho más fuerte, va a tener respaldo mucho más firme”, especialmente siendo el FA oposición y con los objetivos políticos que se ha trazado, entre ellos ir contra la LUC.