Ni el Banco Mundial, ni UNESCO, ni Unicef plantean recortes en la educación sino todo lo contrario, dijo el consejero Pablo Caggiani
26/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/20200826-CAGGIANI.mp3

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS.

El consejero de Primaria, Pablo Caggiani, dijo a InterCambio que ni el Banco Mundial, ni la UNESCO, ni Unicef plantean que los Estados recorten presupuesto en materia educativa sino todo lo contrario, «mayor inversión para mitigar las desigualdades que se produjeron durante el tiempo que estuvieron las escuelas cerradas y las que se están produciendo con una reapertura de escuelas que genera una asistencia compleja».

Trayectorias Protegidas es un proyecto que se desarrolla entre agosto y noviembre atendiendo en forma personalizada a alumnos que no han adquirido la lectura y/o la escritura en las escuelas del Quintil 1 y 2, recibiendo apoyos especiales.

Desde el 2014 no hay menos de 15 mil horas asignadas a este programa, pero ahora existen dudas respecto a si recortarán o no esas horas.

El consejero de Primaria, Pablo Caggiani, informó a InterCambio que a partir de una denuncia que hubo sobre la intención de las autoridades de la educación de recortar dichas horas, el Codicen le solicitó más información a Primaria.

«Aún no tenemos una resolución que habilite las 15 mil horas. Otro detalle no menor es que se planteaba que estas horas podían ir a apoyos en el verano. En ese caso estamos hablando de un presupuesto que el Parlamento ni siquiera aprobó, que el Ejecutivo está presentando y que por todas estas pautas que se están planteando desde el ministerio de Economía y Finanzas, estas son horas que se consideran que hay que optimizar, que se puede ahorrar», sostuvo Caggiani.

Caggiani explicó además que, si se concreta la resolución del Codicen de que no hay 15 mil horas y sí 5 mil, habrá 10 mil horas que no se van a ejecutar, «por lo tanto hay un conjunto bien importante de niños o que no van a participar del programa o que van a participar de un programa muchísimo más acotado a la tercera parte en algo que se desplegaba desde agosto a diciembre».
«Esas 10 mil horas, al ser presupuesto de este año, si no se ejecutan se ahorran. No hay dos lecturas», acotó el consejero de Primaria.

El Codicen tiene que aprobar todos los años estas horas porque no existe una persona fija al cargo, sino que cada escuela presenta el proyecto, lo cual posibilita que en las escuelas del Quintil 1 y 2, los sectores más pobres, se le ofrezcan apoyo que puede ser en mayor cantidad de tiempo y en mejor calidad, en grupos más pequeños, fundamentalmente a los niños que presentan dificultades en lectura y escritura.

«Pensar que en un escenario de la escuela presencial en el marco del COVID-19 es posible ahorrar recursos, es un dislate», añadió Caggiani.