Nelson Loustaunau: la LUC es absolutamente regresiva; criminaliza la huelga y el derecho de protesta colectiva
16/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200716-LOUSTAUNAU-1.mp3

Entrevistado en InterCambio el abogado y docente Nelson Loustaunau, ex subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, habló de los cambios de la Ley de Urgente Consideración (LUC) al derecho de huelga y otras formas de protesta colectiva, a la Inclusión Financiera y a la Seguridad Social.

Loustaunau abrió la entrevista resumiendo que “en términos generales la Ley” de ´Urgencia´ “es absolutamente regresiva” por varias razones, por ejemplo que “al derecho de protesta (…) lo criminaliza” y esto “es lo que asusta más”, o sea “asocia” las protestas colectivas a “una acción criminal”.

Recordó que de por sí “la huelga encierra un hecho de confrontación, es un conflicto colectivo” y en este sentido citó al académico laboralista Américo “Plá Rodríguez”. La huelga “encierra un fenómeno que no es tan pacífico”.

Además, puntualizó el entrevistado, “no creo que existiera” hasta ahora “un desbalance” favorable al Trabajo y desfavorable al Capital, y si en algún caso aislado hay desborde sindical, “en todo caso había que haber atacado esos desbordes” pero no “todo el derecho de huelga” como hace la LUC.

Subrayó que el ejercicio de la huelga “es uno de los Derechos Humanos fundamentales” y por lo tanto está “en pie de igualdad” legal con los otros Derechos. Entonces el desafío radica en establecer “cómo interactúan, cómo conviven” esos Derechos, porque si no, alguno de ellos “decae”.

Señaló que “también la huelga tiene derechos internos” que conciernen a los objetivos de los trabajadores, y recordó asimismo que “el origen del piquete lo encontramos en la legislación inglesa” desde “fines del siglo 19 y comienzos del siglo 20” en torno a la producción “de carbón”. “El piquete tiene por finalidad obstruir la libre circulación”, de otro modo no tiene sentido como forma de protesta, “lo que no debe ser es violento”.

Recalcó que “aquí se criminaliza la protesta por dos figuras” que describió a continuación, siendo la primera de ellas que en la LUC se “le confía a la Policía”, y no “al Poder Judicial”, determinar cuándo la protesta es lícita.

Después el exjerarca explicó las desigualdades que la LUC les genera a los trabajadores con relación a las formas de cobro de sus salarios y luego se refirió al capítulo de la LUC que prepara cambios en la Seguridad Social.