Naturaleza en casa: un recorrido virtual y sensorial por el mundo salvaje
02/06/2020
16965

En medio de la pandemia del COVID-19, un grupo de realizadores uruguayos creó la plataforma virtual Naturaleza en Casa. El objetivo es abrir una ventana en los hogares de la gente para que puedan viajar, a través de imágenes y sonidos, por seis ecosistemas distintos del Uruguay.

La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) en Uruguay realizó un concurso para otorgar fondos a proyectos relacionados con el aislamiento decretado a partir de la pandemia del nuevo coronavirus. Uno de los ganadores fue el sitio web creado por la productora uruguaya De La Raíz Films para introducir la naturaleza en los hogares y hacer un poco más llevadero el encierro.

«La idea es acercar la naturaleza de una forma muy parecida a la vivencia de estar en un entorno natural, sin mucha información, sino una aproximación más sensorial. Que se puede mirar, escuchar y explorar sin que haya un texto explicativo o una voz en off. Aprovechando todo el archivo quisimos retratar nuestros principales ecosistemas y su fauna», contó el realizador audiovisual y productor de De La Raíz Films Guillermo Kloetzer, cocreador de Naturaleza en Casa.

Sonidos de olas, ríos, pájaros, lobos marinos, sapos, lechuzas y varios otros animales autóctonos se pueden escuchar con una excelente calidad de audio mientras el video recorre alguno de los seis principales ecosistemas del país: humedal, pastizal, monte ribereño, monte serrano, costa y lagunas. En cada uno de los paisajes se pueden prender y apagar los distintos sonidos.

«Venimos construyendo el archivo desde hace más de 10 años, para cada proyecto filmamos y guardamos mucho material que queda inédito. Al estar ordenado por especie, paisaje y lugar, es fácil buscarlo», añadió acerca de cómo realizó el trabajo junto a Marcelo Casacuberta, Florencia Barré y Gustavo Suárez.

La plataforma web es muy sencilla e intuitiva y está dirigida a todo público, aunque en un principio el foco estuvo puesto en los adultos mayores de 65 años, uno de los grupos que más sufre las consecuencias del encierro. El objetivo es que tanto locales como extranjeros aprecien la belleza natural del país desde sus casas.
«La naturaleza es un bien que tenemos que cuidar porque no la podemos hacer de nuevo: lo que se extingue no se recupera. Y el bienestar que nos proporciona estar en estos ecosistemas es intransferible. Ojalá que a partir de esto la gente se anime más a visitar las áreas protegidas y a cuidarlas», concluyó Kloetzer.