Nadie afuera: España se prepara para contar con una renta mínima estatal
19/02/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/02/200217-04-CONT-RENTA-MINIMA-UNIVERSAL-M24_1.mp3

El vicepresidente de Derechos Sociales anunció la implementación «cuanto antes» de la prestación que afectará a 10 millones de españoles. Adrián Zelaia, director de la consultora Ekai Center, analizó el tema en diálogo con Sputnik.

Sin dar demasiados detalles, el pasado jueves 13 de febrero el vicepresidente de Derechos Sociales de España, Pablo Iglesias, compareció a petición propia ante la Comisión de Derechos Sociales y Políticas Integrales de la Discapacidad del Congreso de los Diputados. En su alocución se refirió a las cifras de pobreza del país a las que calificó de «vergüenza» y habló de una de las medidas que piensa desarrollar para mejorarlas: el ingreso mínimo estatal.

Según apuntó, la política tendría que ponerse en práctica «cuanto antes», aunque no explicó de qué forma ni en qué consistiría la prestación. Sin embargo, en el programa de gobierno que presentó su partido, la coalición de izquierdas Unidas Podemos, a las elecciones del 10 de noviembre, hay algunos datos sobre su plan.

Se trataría de una cantidad inicial garantizada por adulto de 600 euros (650 dólares) al mes, que se incrementará en función del número de miembros del hogar hasta los 1.200 euros (1.300 dólares) mensuales.10 millones de personas serían los beneficiarios iniciales.

«El concepto se articula alrededor de una finalidad que es la de asegurar que todos los ciudadanos tengan un nivel de renta mínimo garantizado de hecho.(…) En España se está hablando de una cantidad que se donaría exclusivamente a los ciudadanos que no tengan acceso a otro tipo de rentas alternativas», explicó el analista de Ekai Center Adrian Zelaia.

Para el experto, la medida responde a la creciente sensibilidad respecto a las desigualdades sociales en occidente y en concreto en Europa. Lugar en el que —sostuvo— «el sistema económico vigente por si mismo no está siendo capaz de corregirlas».

«Los rendimientos de los asalariados son cada vez una parte más baja del PBI y extensas capas de la población se están quedando marginadas de ese desarrollo económico». agregó. En lo que respecta a la financiación, el director de Ekai Center relativizó el posible impacto en las finanzas públicas.

«El impacto presupuestario, dependiendo cómo se articule, puede ser limitado ha hablado muy poco de cómo se financiará. Es decir, puede financiarse a través de redistribuciones de ingresos o de gastos que al final equilibren y no generen necesariamente un mayor costo presupuestario», concluyó.