EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Expresidente y exsenador José pepe Mujica
Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS
Mujica sostuvo que colorados y cabildantes «despertaron» y ahora plantean al presidente más medidas que restrinjan la movilidad con apoyo económico
14/04/2021
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2021/04/20210414-Mujica.mp3
Descargar Audio

En su espacio de reflexiones en M24 el expresidente José Mujica desnudó contradicciones oficialistas en temas sanitarios, económicos y partidarios, se preguntó por la causa del rechazo del gobierno nacional al Departamento de Canelones y acusó que los gobernantes del país presionan a la prensa.

Mujica dedicó su columna a señalar que en Uruguay y el mundo “pululan las contradicciones. Por ahí nos dicen ́68% de los brotes de coronavirus son intrafamiliares ́, con un título imponente. Pero uno, con simple sentido común piensa: ¿pero cómo llegó a la familia? ¿Acaso el contagio lo habrá traído el espíritu santo? No, seguramente que no. Lo trajo alguien de la familia desde afuera, desde algún lado, desde la movilidad social, por las razones que fuera, trabajo, ómnibus, lo que fuere. ¿Pero cómo se puede medir esto, si a su vez, en otro lado nos informan que al 40, al 50% de los contagios se les pierde el rastro porque no existe capacidad de rastreo?”.

“Por otro lado nos informan, ¡oh!, ́el remedio para la economía es la vacunación rápida ́. Es para decir: ¡chocolate por la noticia! ¡Qué brutal descubrimiento! ¡Qué brutal perspicacia! Pero uno se pregunta, cuando hace meses por este espacio nosotros, y mucha otra gente planteaba: ¿por qué le cortaron las patas al acuerdo del Casmu para traer un millón y medio de vacunas que nos habrían permitido arrancar mucho antes? ¿Acaso hubo prejuicio ideológico por el origen de las vacunas? Es para pensar que sí. ¿Hubo veto por ideología? Es para desconfiar que sí, pero sin embargo, la terca realidad de un sistema cruel en el mundo, de competencia entre los laboratorios, al final hizo acordar con China para hacer compras importantes. Es obvio que la ventaja de ser un país pequeño estaba en apurar el proceso de vacunas porque eso nos permitía mucho más rápidamente no solo recuperar la economía: perder menos vidas, que es en el fondo la cuestión más dramática”, lamentó Mujica el preconcepto oficial.

“Otra contradicción que aparece: algunos responsabilizan a Salinas, al señor ministro de Salud, por la discriminación que ha sufrido, notoriamente, el Departamento de Canelones. Parece que Canelones no gusta. ¿Por qué será que no gusta? ¿Habrá alguna flecha? Pero en realidad, la distribución de la vacuna, el cronograma, a dónde va, cómo se distribuyen, sabemos que es responsabilidad del licenciado Satdjian, no de Salinas, que en todo caso carga con la responsabilidad de ser ministro, pero no le atañe la distribución concreta”, señaló sobre la interna del gobierno.

“Por otro lado, y por fin, y agradecemos, y concordamos, se despertó el Partido Colorado, y también Cabildo. Están planteando la necesidad de medidas que acoten la movilidad y de apoyo económico a los sectores más angustiados por la situación que se ha creado con la pandemia. Si entramos a contabilizar en el frente político, la mayoría del país le está diciendo al gobierno, porque detalle más, detalle menos, hay concordancia con esto. Ya no están solo planteando los frentistas que hay que apoyar más y acercarse a las medidas que ha recomendado la ciencia. No, hay voces del Partido Colorado, de Cabildo. ¿Qué va a pasar? Claro, la experiencia a uno le indica que el peor sordo que hay es el que no quiere oír”, graficó Mujica. “Y como broche de oro de estas contradicciones que aparecen hoy, en el área internacional, el presidente de Estados Unidos, que hace muy pocos días trató prácticamente y concretamente de criminal a Putin, ahora le plantea una cumbre para bajar las tensiones. Son bravos de entender estos virajes, ¿verdad? Pero ́cosas veredes, Sancho, si vivieres ́, citó al Quijote.

“Mientras tanto, con menos prensa, menos fragor, se está preparando o intentando crear la literatura jurídica y la literatura de transmisión pública para lo que van a hacer las rondas de Consejos de Salarios. Y desde ya hay una hermosa pantalla altruista que se está planteando: ́lo importante es recuperar el trabajo ́. Lo de que los salarios recuperen lo perdido, eso no es prioritario, lo prioritario es ́el trabajo ́. Pero uno sabe el peso que tiene, en materia de trabajo, el mercado interno, y si tú recortas el poder adquisitivo, estás recortando también el trabajo. Porque el principal movilizador del trabajo interno es precisamente el poder adquisitivo de la gente. Y aparecen ofensas ¡oh!, por un programa satírico, de televisión, como si no fuera eterno, como si en el pasado no nos hubieran tomado el pelo a todos, como si no estuviéramos acostumbrados y como si fueran tan inocentes los señores ofendidos, que viven llamando a los periodistas, presionándolos, ́achicá, achicá, achicá un poco ́, aun con periodistas que son más que liberales con quienes gobiernan, aun así. Porque hay verdades que caminan públicamente y hay otras verdades que caminan de boca en boca. Hemos vuelto al tiempo de presionar a la prensa. Contradicciones en el mundo de la ́libertad responsable ́”, apuntó el líder del MPP.