EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Mujica: si la tierra se concentra en grandes compradores va a influir en el precio de los arrendamientos; la mitad de la tierra de lechería es arrendada
05/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/20200805-MUJICA-WEB.mp3
Descargar Audio

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

En su espacio de reflexiones en M24 el senador frenteamplista José Mujica propuso proteger por Ley el recurso tierra de Uruguay respecto del capital que en forma creciente circula en el mundo comprando activos privados y públicos de continentes como África y de regiones como América Latina.

Mujica contextualizó su columna indicando que “esta pandemia está deparando una formidable crisis de la economía del mundo” y afectando así “a la economía real, la que significa producción de bienes y distribución, a la economía material”, donde “se asienta lo principal de la crisis”, remarcó.

En esta situación “el mundo rico” ha “asumido una actitud de inundar con subsidios y créditos cómodos, emitiendo valor a sus respectivas sociedades en forma que no tiene antecedentes” desde “la Segunda Guerra Mundial”.

Esto ya genera “consecuencias” y una es que “los Bancos Centrales” inyectan en las sociedades mucho dinero “a tasa cero”; otra es que en esta “creciente liquidez colosal (…) no guarda relación (…) lo financiero con lo que está pasando en la economía real”; y otra es que todo esto “nos hace vaticinar (…) un mundo sensiblemente más pobre (…) y más endeudado”.

Asimismo e imprevistamente, “la respuesta de esta brutal expansión monetaria tira por la borda las políticas de equilibrio fiscal, ortodoxas, que estaban primando hasta ahora”, es decir que “a la luz de esta coyuntura peligrosamente recesiva se va al otro extremo”. “Tal vez la tentativa de mantener el equilibrio social (…) está sacrificando el equilibrio fiscal”.

Es así que “empieza a existir una enorme cantidad de valores expresados en dinero que anda flotando en el mundo” y por ejemplo “la revista Forbes” informó hace apenas semanas que “en América Latina (…) centro hoy del peso de la pandemia (…) cada 15 días aparece un nuevo milmillonario”.

Esto es “tal vez confirmación (…) de que las crisis también tienden a crear oportunidades (…) para los que tienen espalda”, que compran “a precios de ruina lo que después vale muchísimo más”. “Recordemos, orientales”, lo que sucedió “en el 2002, en el 2003 en el Uruguay con el valor de la tierra: se vendió tierra a 300 dólares la hectárea que a los tres años valía 3.000 dólares, y vino capital de afuera que compró miles y miles de hectáreas”.

El ex mandatario aclaró al respecto que “no estamos pensando ni por asomo que hoy es la misma situación (…) porque esta crisis es global” y “paradojalmente hay muchos indicios para pensar que si bien Uruguay va a ser y está siendo afectado, la cosa no es tan fiera como para otros países”. No obstante, “somos un país pequeño”, tanto que “para los fondos que se mueven (…) en el área rica” Uruguay “es comprable” y en esta dirección Mujica alertó que “el interés por comprar tierra en una coyuntura de tanta liquidez” puede estar más determinado por “asegurar el valor” del recurso.

Sobre el punto, el veterano luchador razonó que “con mucha ingenuidad se puede pensar que de afuera pueden comprar mucha tierra pero no se la pueden llevar y que a la larga van a tener que hacerla producir y que en el fondo resulta lo mismo que sea de uruguayos o de cualquier extranjero”.

Sin embargo, “este razonamiento simple hay que tamizarlo con otras cosas históricas”, por ejemplo que “en el Uruguay” actual, como “país envejecido y con grandes sucesiones de propiedades en materia de tierra, (…) cada vez importan mucho más, crecientemente, los arrendatarios y esto es evidente en la agricultura de secano (…) porque es la manera de licuar parte de los costos” de producción “en materia de equipos” y en general “de capital”.

Ejemplificó el problema explicando que “la mitad de la tierra dedicada a lechería es arrendada (…) y en los cultivos de arroz (…) es mucho peor”, e inclusive “las grandes empresas forestales hoy están arrendando crecientemente y a largo plazo, como requiere una inversión forestal”.

De ahí que “si la tierra como mercado se concentra” en unos pocos “grandes compradores”, esto “va a influir” al alza “en el precio de los arrendamientos: a menos disponibilidad de tierra, más valor va a tener el arrendamiento” para los productores nacionales “y acá aparece uno de los grandes frenos de los costos de producción que es determinante”, asunto clave y “del cual en este ´país cola de paja´ se habla muy poco”, apuntó.

“Los precios de arrendamiento que están pagando las grandes compañías, competitivamente son imposibles” de pagar en rubros como “la ganadería, la lechería o la agricultura de secano (…) y esto ya está significando una suba que conspira en la base de los costos de producción de estos rubros”.

Mujica coincide con quienes aseveran que “la agropecuaria en general va a echar al país hacia adelante en estos momentos de dura encrucijada” debido a que las importaciones de bienes “que no podemos producir” como país, “las pagamos con el trabajo, el producto que surge de nuestros campos”.

“Y sé perfectamente que el concepto de soberanía no se puede reducir a territorio, pero no se puede hablar mucho de soberanía” sin considerar “el dominio pleno sobre los derechos territoriales (…) eso que jurídicamente se llama ´la nuda propiedad de la tierra´”. Pero en nuestro país “no parece que sea importante, con este panorama, tener la previsión de asegurar de alguna forma, con decisiones jurídicas, legislativas, que buena parte del territorio de Uruguay sea de orientales y de los descendientes de estos”, e incluso de considerar al efecto a “aquellos extranjeros que deciden nacionalizarse”.

Este dilema lo relacionó a que “uruguayos tienen un valor impresionante afuera del país (…) como 24.000 millones de dólares (…) colocados en distintas partes del mundo” y en diferentes negocios, como por ejemplo “el petróleo colombiano”. El senador “favorecería a aquella gente que no tuvo oportunidad de colocar su plata acá en el país” para que “la pueda colocar con una rentabilidad aceptable si no la quiere trabajar (…) pero con una enorme seguridad porque ningún valor es tan seguro como el valor tierra”.

“Mis compañeros jóvenes han hecho un borrador de Ley que ha entrado a consideración, que no pretende ser el desiderato pero pretender colocar en la palestra pública esta discusión porque creemos que hay que ayudar al sector productivo y en gran medida el sector productor rural de nuestro país son hoy arrendatarios, definitivos, totales o parciales, es una tendencia”.

Recordó al respecto que muchos intereses privados y también Estados “han comprado enormes” extensiones de tierra en África y otros continentes.