Adhocfotos
Mujica renuncia al Senado «con dolor en el alma», pero no a la política porque «sería como quedarme sin aire»
19/10/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/10/20201019-MUJICA.mp3

En su espacio de reflexiones en M24 el senador frenteamplista José Mujica se despidió de la audiencia como legislador ya que mañana martes dejará el Senado y recordó que “hay causas profundas que permanecen”, como “que pueda existir arriba de la tierra la igualdad de oportunidades al nacer”.

Mujica recordó que “de vuelta se expande la pandemia por buena parte del planeta (…) y estando todavía muy lejos de la esperanza efectiva de una vacuna que nos aleje de esta formidable amenaza, en este pequeño oasis, en este país frontera con países gigantescos que la están pasando muy mal, (…) toda nuestra Humanidad está sumida en una guerra contra un enemigo invisible” y así “la única arma efectiva en términos relativos que tenemos son las medidas preventivas de aislamiento, distancia, desinfección”.

“No nos queda otro recurso que tratar de evitar el contagio y la transmisión, y esto es un formidable desafío a nuestras costumbres, a nuestras necesidades sociales intrínsecas, a la lucha por la economía e implica tener un formidable escudo de consciencia en cada uno de nosotros”, exhortó.

“No podemos hacer cada cual lo que se nos plazca, todos tenemos que entender que cada uno de nosotros debe acompañar las directivas que nos da la autoridad sanitaria” y que “están orientadas por la ciencia”. “De ninguna manera se puede justificar el no respetar lo que se está planteando desde el punto de vista sanitario porque estamos en guerra contra un enemigo formidable (…) y necesitamos orden cerrado”. “La batalla contra esta pandemia necesita unidad nacional, unidad de conducta nacional en cada uno de los ciudadanos (…) es el precio que tenemos que pagar”.

Y ante esta circunstancia, “aquellos que estamos con edad de riesgo, o con padecimiento de enfermedades crónicas, o con las dos cosas” como “quien habla, con 85 y pico de años, y con una enfermedad inmunológica crónica, no está en las condiciones más adecuadas para la función de senador, que supone entre otras cosas recibir gente, visitar lugares cotidianamente porque hay que tener contacto con la vida real y esto es elemental”, apuntó.

De ahí que ejercer dicha función “es lo menos recomendable si se quiere evitar riesgos. Este es el motivo central que con enorme pesar” condujo al veterano luchador a irse del Parlamento, “porque es contrario a nuestra vocación, es contrario al cerno de nuestra propia vida, que somos militantes desde que teníamos 14 años. Sí, somos animales políticos en el sentido aristotélico, nos duele en el alma pero tenemos que renunciar a la banca que nos otorgó el voto de mucha gente hacia la que tenemos enorme reconocimiento, pero tenemos que funcionar y estamos funcionando pésimo por las restricciones que nos impone esta pandemia”, lamentó.

Luego aclaró que “obviamente no nos retiramos de la política porque sería como retirarnos del aire. Mientras vivamos, seguiremos aconsejando, ayudando a formar, a cultivar ideas”. “Amamos la política, la sentimos en la piel, pero mucho más amamos la vida por encima de todas las cosas”.

Y mientras “los humanos pasamos”, siempre “hay causas profundas que permanecen” y por ejemplo “cuánto nos falta para que pueda existir arriba de la tierra la igualdad de oportunidades al nacer”, cuando “hoy sabemos que lo que pierde un gurí en los tres primeros años de vida incluyendo la etapa de formación en el vientre de su madre, nunca más se recupera. No lo dice una opinión de talenteo” sino “la ciencia contemporánea, no tiene vuelta: lo que se pierde en esa etapa no se recupera y hay que luchar por un mundo que garantice eso, igualdad al arrancar la aventura de la vida, después cada cual dará lo que pueda. Pero estamos muy lejos de esas sociedades, si habrá causas para seguir luchando en política”, reflexionó.

Después, el expresidente recordó que “siempre prediqué por todas partes que el mejor dirigente es el que deja sucesores que lo superen con ventaja porque la causa de la vida permanece. Mi compañero que me va a sustituir tiene 38, 39 años y ya lleva una dilatada experiencia, me suplirá con fuerza, con ventaja”, resaltó sobre Alejandro Sánchez, “y yo me voy a sentir feliz y agradecido porque habrá brazos jóvenes para levantar las viejas banderas”.

Finalmente, ratificó Mujica, en adelante “voy a concentrar mis flacas fuerzas (…) en el pensar político. Hasta siempre, será, hasta siempre”.

Hablando al Sur, espacio de reflexiones de José Mujica, se emite los días lunes, miércoles y viernes a las 13:00 horas por M24 (M24.com.uy I 97.9 FM Montevideo I 102.5 FM Maldonado).