Mujica: padecemos una destrucción masiva de valor, esto augura de golpe y en forma explosiva una multiplicación de la pobreza
29/04/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/04/20200429-MUJICA.mp3

En su espacio de reflexiones en M24 el expresidente de la República José Mujica trazó un sombrío panorama de la sociedad global actual y proyectó un escenario probablemente peor para el futuro inmediato de la vida sobre el planeta si la Humanidad no reacciona rápido y no comienza a cooperar.

Mujica abrió su columna expresando que “difícilmente podamos tener, por su magnitud, conciencia clara del cataclismo en que está inmersa nuestra Humanidad, por la realidad de esta enfermedad contagiosa, por las consecuencias económicas, sociales, políticas que van a sobrevenir”; luego recomendó, “a mis humildes oyentes, nunca creer que estará superado, a la vuelta de la esquina, las consecuencias de lo que está pasando hoy”.

Después contrastó la evidencia de que “los humanos estamos inmersos en una época” marcada por “la explosión tecnológica” y de las “posibilidades que jamás tuvo” la especie a su disposición, con las “contradicciones” del presente “y tal vez” con haber “cometido errores tan colosales” que en este momento tan dramático parecen retornar “como para pedirnos cuentas”.

Citó a la cultura helénica clásica para recordar que “todo tiene límites en la Naturaleza”, conocimiento esencial éste que “hemos olvidado” en la Modernidad tal como también “hemos olvidado que no se puede navegar sin timón, pero lo hemos hecho; en esta llamada globalización, la conducción ha estado a cargo solamente del mercado y la tecnología, para nada ha participado la conciencia política de los humanos”, que sostienen “un proceso en el que el pensar humano para nada ha participado”.

“El viejo liberalismo se va haciendo tan pragmático y enamorado de sí mismo, que se fue transformando en ´liberismo´ y dejó por el camino su veta de humanismo”, aseveró el exmandatario, quien “si pudiera creer en Dios (…) les diría que esta pandemia es una especie de advertencia a los sapiens, a los humanos; estamos padeciendo una destrucción masiva de valor por todas partes, esto augura de golpe y en forma explosiva una multiplicación de la pobreza; ¿quién va a pagar el costo?”, interrogó al aire, para responder acto seguido que lo harán “seguramente los más débiles”.

Pronosticó que “en el mundo rico van a saltar chovinismos” y allí se pondrán “ferozmente proteccionistas, y habrá respuestas por todo el mundo” bajo la forma de “movilizaciones” luchando por diversos objetivos y “habrá tensiones sociales porque nadie queda pobre de golpe”; esas movilizaciones “van a ser empujes de los escalones más bajos de las clases medias, que van a cuestionar a todos los gobiernos” mediante “protestas masivas” y “paralizantes” como “los chalecos amarillos” de Francia, o sea “el grito de las calles” y “como contracara (…) el autoritarismo tendrá su primavera posiblemente y lo propio va a pasar con la especulación”; habrá “como siempre” quienes buscarán “apropiarse de valores, a precios de ruina”, imponiendo su “capacidad de comprar”, siendo también “probable que haya gestos solidarios de algunos excéntricos milmillonarios”, indicó.

“El área rica del mundo, sus bancos centrales, van a inundar sus respectivas economías de dólares y de euros, suspenderán la disciplina fiscal, monetarismo puro” mientras “corremos el peligro de tensiones geopolíticas más duras que las que hemos vivido” hasta ahora; “habrá por parte de Occidente” y especialmente “de Estados Unidos” una “confrontación con China, es un peligro si la Humanidad no logra darse cuenta de que hay que imponer la cooperación a la competencia en estos momentos de tragedia”.

Mujica abrió una serie de interrogantes: “¿La Humanidad estará llegando a sus límites biológicos? ¿Seremos capaces de conducirnos como una especie que piensa y no solo como país y como clase? ¿La política será capaz de mirar lejos, haciendo maridaje con la ciencia? ¿Recogeremos el mensaje de estos días? ¿En medio del desastre contemplaremos que por todos lados la Naturaleza parece revivir, porque los humanos no la aplastamos?”.

Puede preverse que “la civilización digital dará saltos” aún mayores y que “acelerará su marcha”, ante lo cual se preguntó: “¿Preferiremos, como hoy, seguir gastando 3 millones de dólares por minuto en presupuestos militares?”, ya que la Humanidad “no gasta por la vida” sino “contra la vida. ¿Podremos reaccionar frente a todo esto?”, planteó como reflexión.