Mujica: no podemos compartir el criterio de que las clases acomodadas no pongan una parte considerable en este esfuerzo de ahorro
31/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/20200831-MUJICA.mp3

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS.

En su espacio de reflexiones en M24 el senador frenteamplista José Mujica habló de la política de ajuste y recortes del gobierno y advirtió que el camino elegido pasa por empobrecer los bolsillos de “la mayoría del país”.

Mujica se refirió al asunto de “quién aporta a esta política de ajuste” que impone el gobierno y en esa dirección señaló que “si el aporte lo va a hacer el salario y las jubilaciones de la gente, digamos que este ajuste lo va a ir cubriendo la masa de gente trabajadora, el promedio de los escalones más humildes de la clase media, porque son la mayoría del país”, recordó.

Subrayó que “va a haber una pérdida salarial de los públicos que se puede resumir el año que viene en unos 180 millones de dólares si se compara el magro aumento que van a tener y la inflación, que anda por el 9, 10%”, mientras que “algo por el estilo pasa con las jubilaciones y las pensiones”.

Valoró que “ha habido una política renuente y defendida como semilla de capital de no tocar a los sectores de altos ingresos”, es decir “a los hombros más fuertes del país y es aquí donde está la gran diferencia. Si hay que ahorrar, está bien, comprendemos la situación, pero no podemos compartir el criterio de que las clases acomodadas no pongan una parte considerable en este esfuerzo de ahorro. Y es precisamente ésta la gran discrepancia”.

Lo ejemplificó razonando que “1.000 pesos para alguien que gana 25 puede parecer poca plata pero duele, y seguramente que 20.000 pesos de menos para quien gana 150 duele menos porque en definitiva, a los que tienen bajísimos ingresos la práctica indica que a veces hasta la mitad de lo que ganan se gasta básicamente hasta en comida; y cuando se tienen ingresos altos lo que se gasta en comida es el 7, el 8, a veces el 10% a reventar”.

Es así que “cuando se le recorta a gente que tiene ingresos magros, se afecta su capacidad de compra para las cosas fundamentales para la vida; si se afecta el ingreso de las familias que tienen altos ingresos, no se afecta precisamente los renglones fundamentales de la vida, en todo caso se disminuye la posibilidad parcial de gastos suntuarios o relativamente prescindibles”, algo de lo que “cualquiera con sentido común se da cuenta”.

Por eso, “como filosofía, en un momento de ajuste los hombros más fuertes proporcionalmente tendrían que poner mucho más de lo que van a poner; de todas maneras, la discusión recién empieza”, indicó el líder del MPP.