Mujica: no más basura inmunda colgada en nuestros alambrados y en nuestras playas debiera ser la consigna en el tiempo que viene
22/06/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/06/20200622-MUJICA.mp3

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS.

En su espacio de reflexiones en M24 el senador frenteamplista y ex presidente de la República, José Mujica, desarrolló su idea de construcción de una economía nacional limpia que prescinda del nailon y el plástico.

Mujica retomó el tema de su columna anterior recordando que “hace cincuenta años y pico, la economía comercial funcionaba y no teníamos plástico y no teníamos nailon, funcionaba con papel, con cartón”.

Aclaró al respecto que “pusimos esa imagen no con la idea de que hoy, hacia el futuro, tenemos que calcar” aquella realidad económica y tecnológica de mediados del siglo 20 sino con la intención de señalar la necesidad de “tener voluntad” para construir una economía productiva más limpia y sustentable, “y la primera voluntad” que se requiere “es política”.

Es que “la última década ha duplicado aproximadamente la cantidad de basura por habitante que se genera y esto tiende a crecer y no se puede seguir hablando de sostener el medio ambiente (…) y no proponerse atacar este problema, que no es el único pero es de una visibilidad monstruosa”.

A la par de ese problema, “muchísimos analistas anotan que el avance creciente del teletrabajo y de la robótica están generando y van a generar una enorme dificultad para conseguir trabajo poco calificado para mucha gente, los calificados van a tener oportunidad pero los otros se la van a ver cada vez más difícil y esto tiene consecuencias sociales impredecibles”.

Y con relación a eso, “no cabe ninguna duda de que actividades que multipliquen la recuperación de lo que tiramos (…) no solo ayudan al medio ambiente sino que son verdaderas fuentes de trabajo para muchísima gente que de otra manera va a tener dificultades para poder trabajar”.

“A su vez, nos toca vivir en un país agroexportador que sale al mundo a conseguir divisas en gran medida con los alimentos que exporta” y para que esto siga siendo así “no sólo hay que cuidar el medio ambiente” sino además lograr que “el país genere un prestigio global que lo diferencie y nos singularice como país, eso es una forma de adquirir capital”, indicó.

Pero eso no surge espontáneamente, “ganar la confianza requiere un trabajo serio, metódico, constante y sobre todo, nunca mentir, no engañar, y esto es una forma de generar valor, cultivar una marca Uruguay que se caracterice por eso, pero hay que hacer cultura con estas cosas”, apuntó el senador. Incluso el futuro Ministerio de Ambiente “no será nunca una multiplicación burocrática si el tono que se aplica tiene relación con estas cosas centrales”.

Al mismo tiempo, “lo único que crece exponencialmente” en nuestro país “son las demandas, todos piden más” y siendo así “estamos obligados a pensar cómo aumentamos, multiplicamos el valor de lo que hace nuestro trabajo” y esto no implica “sólo sumar productividad” sino además “el reconocimiento internacional que nos haga diferente, porque ello va a generar más valor”, esto es “tener condiciones para vender a los que pagan más”, algo que no llega solo porque “ese prestigio hay que ganárselo”.

“No más basura inmunda colgada en nuestros alambrados y en nuestras playas, debiera ser la consigna en el tiempo que viene”, es decir “una presentación posible de un Uruguay posible”, propuso el ex mandatario.