Mujica: ningún gobierno, sea de un lado o del otro, opera por maldad con respecto a los intereses de su pueblo; acá hay un convencimiento, que es otra cosa
03/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/20200803-MUJICA.mp3

Foto: Nicolás Celaya /adhocFOTOS.

En su espacio de reflexiones en M24 el senador frenteamplista y ex presidente José Mujica refirió a la política oficial en materia salarial y de ayuda efectiva a la gente más golpeada por la crisis para explicar que en el gobierno “no hay maldad” ni “mala fe” sino que “esto es ideológico”.

Mujica abrió su columna parafraseando “un viejo proverbio hindú que dice ´los humanos van tras las ideas como la carreta atrás de los bueyes´, una vieja afirmación de una nación milenaria, pero muy cierta”, tan cierta como “ridículamente” errónea es la idea de que “hay mala fe en el gobierno” de Luis Lacalle por menguar dinero para ayudar a los más golpeados por la crisis y por la política salarial restrictiva, “y no es así, esto es ideológico”.

“No es maldad que no se le quiso imponer nada a los que ganan mucho y se le impone a la masa de trabajadores públicos y privados del país una pérdida notoria de poder adquisitivo, una contribución forzosa, porque ni siquiera se intenta empatar, y se reconoce públicamente” desde el gobierno.

Se trata de “un convencimiento”, no de “maldad” alguna y de hecho “ningún gobierno, sea de un lado o del otro, salvo que fuera de locos, opera por maldad con respecto a los intereses de su pueblo. Acá hay un convencimiento, que es otra cosa”, según el cual “es fundamental (…) favorecer la confianza de todo lo que económicamente es poderoso porque (…) es la que va a engendrar la inversión y ésta, a la larga, va a generar trabajo y riqueza por el camino de más inversión, y ello contribuye a derramar prosperidad en toda la sociedad”. “Es la teoría de que hay que llenar el vaso y que se va a derramar sobre los que están más abajo”, anotó.

“Creen que esta es la única fuerza que determina el andar de la economía hacia la prosperidad en una sociedad”, con lo que “no es un problema de mala fe” y si bien “ese análisis tiene una parte de verdad como tantas cosas en la vida” ya que “si no hay inversión no hay crecimiento de la economía” incluyendo “el trabajo”, soslaya la variable de “la demanda” y ésta “tiene que ver con el poder adquisitivo que tenga la gente”, o sea con “el ingreso”.

“Si la política de ingreso es restrictiva, naturalmente no incentiva la demanda y (…) al no sufrirse la presión de la demanda, buena parte de la inversión se orienta al rentismo o peor, a lo especulativo”. “Son dilemas”.

“En mi humilde manera de pensar, no es una maldad lo que está en juego, es un convencimiento ideológico, porque quienes hablan contra las ideologías en realidad son portadores de otra ideología, y la ideología que está hoy manejada en el gobierno no es cualquier cosa, es una manera de ver la realidad que considera que hay que favorecer en todo lo posible a las fuerzas del capital que ayuden a sacudir la economía por su propio interés. Y tiene una parte de verdad pero deja por el camino (…) el valor de la demanda”. Mujica señaló que “el resultado que pueda tener esto va a depender en enorme medida de lo que pase en el mundo” y para Uruguay remite a “los precios del mercado internacional, que son los que deciden”.