Mujica: nada de políticas de subsidios, nada de ´violentar al mercado´; a eso le llaman ´la libertad´, que es la libertad para el capitalista
11/05/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/05/200511-MUJICA.mp3

En su espacio de reflexiones en M24 el ex presidente de la República José Mujica describió el núcleo del pensamiento “neoliberal” predominante en el gobierno y que explica la decisión de no usar recursos financieros locales ni tampoco préstamos externos para socorrer en esta crisis económica a quienes quedaron sin ingresos y no pueden comprar ni siquiera alimentos.

Mujica reflexionó en torno al hecho de que últimamente “se ha venido acuñando un término en esta realidad: ´la nueva normalidad´, dicen. Por favor… estamos viviendo una catástrofe, una catástrofe por esta enfermedad, y no podemos creernos que el futuro nos depare vivir eternamente en catástrofe. Esto no tiene nada de nueva normalidad, esto es anormal, estamos en una emergencia y como tal (…) tenemos que adoptar una forma de vivir que no tiene nada de normal”, puntualizó.

Advirtió que “eso afecta a la economía, a la política, a la enseñanza, a toda nuestras relaciones”, por lo tanto “no me vengan con ´nueva normalidad´, esto no tiene nada de normal”, recalcó al respecto.

Al mismo tiempo “han aparecido las ollas como hongos; no las inventó el espíritu santo, las creó la necesidad evidente de mucha gente que de golpe, en un abrir y cerrar de ojos, se quedó sin ingreso y no puede parar la olla, así de sencillo”; por eso, “no me vengan con que a la gente le gusta hacer una cola para que le den un plato de polenta o algo por el estilo; no, lo hace por estricta necesidad, porque no tiene más remedio”.

“Pero esta situación también está reflejando otra” y ésta es que “la ayuda del Estado es poco significativa”, evidencia ante la cual “nuestro pueblo de hecho hace todo lo que puede solidariamente; y es poco significativa porque acá hay una cuestión de ideas que está jugando, no es ni de maldad ni de bondad”, explicó el reelecto senador del Espacio 609.

Conforme a esas ideas predominantes en el gobierno, “por un lado no se quiere afectar la capacidad de ahorro de la gente de altos ingresos; tampoco se quiere tocar al capital (…) porque se piensa religiosamente que eso es imprescindible como señal de confianza para que la gente que pueda, invierta cuando pase esta pandemia y contribuya con ello a reflotar la economía”; y es así que “hay una manera de percibir la realidad, es un esquema de ideas” integral dado que “tampoco se quiere usar la capacidad que el Uruguay tiene de préstamos del exterior, por razones parecidas: no se quiere arriesgar el grado inversor”.

“Esta manera de pensar, algunos la llaman de ´neoliberal´, yo uso un término más casero: ´liberismo´, porque para esta manera de pensar, por lo visto, la Historia no existe, están razonando como si viviéramos 200 años atrás, es una forma inflexible y esquemática” correspondiente a un tiempo en el que aún “no existían las tendencias monopólicas, oligopólicas” ni tampoco “estaba en juego el capital financiero con su especulación, con sus juegos monetarios, que hacen que el mercado en la realidad está monitoreado por fuerzas mucho más grandes que poco tienen que ver con el interés particular”, describió Mujica.

“Esta creencia parte de la idea de que el Estado no debe intervenir en el juego del mercado” y considera “que a la larga”, inexorablemente, “el enriquecimiento que se produce en la sociedad derrama hacia abajo, como un vaso que se llena”, graficó el veterano líder frenteamplista.

“Entonces nada de mitigar demasiado, nada de políticas de subsidios, nada de ´violentar al mercado´ (…) a eso le llaman ´la libertad´; claro, es la libertad para el capitalista y no necesariamente para todos”, recordó.

De ese modo y siguiendo tal concepción, desde el gobierno se piensa: “yo le doy unos 1.200 pesos en esta canasta y punto, arréglese” como pueda quien esté en la pobreza o ya haya caído a la indigencia, para comprar “carne” y otros alimentos y artículos fundamentales, por ejemplo.

También desde el gobierno “ahora se ha inventado un acuerdo de precios (…) que se va a sostener por tres meses, y que algunos van a respetar y otros, veremos; las cosas se ajustan por precio, se ajustan por cantidad y se ajustan por calidad, se puede cumplir con la nomenclatura de los números y variar las otras partes de la cuestión; de todas esas cosas, veremos”, razonó.

Y “esta manera de pensar esquemática” es referida a Adam Smith, de quien Mujica indicó que se suele citar solo ciertas partes que convienen a quienes lo citan, pero estos no citan nunca otros desarrollos del economista escocés, como algunos que el ex mandatario leyó al aire; a ese filósofo “se le toma una parte aislada del todo y se le venera como una religión”, lamentó.

“Por eso, esto que llaman neoliberalismo (…) está como ideología en la cabeza de quienes manejan este gobierno; por eso las decisiones que toma, no es una decisión de mala fe, no es una cuestión de maldad: ´arréglese, querido, con un paquete o dos y trate de soportar porque el país no se puede endeudar por usted´ ni puede ´pedirle un aporte compulsivo a los que tienen ingreso´ elevado, como ´tampoco podemos pedirle al capital que ponga algo para socorrer sus necesidades, porque pensamos que todo eso es imprescindible para pasado mañana´”, reflexionó sobre el ideario oficial.

Por eso, razonó el ex presidente, “no esperemos, no esperemos que lluevan soluciones desde el cielo; de ahí que entiendo perfectamente la organización de la solidaridad que la gente se está dando por todas partes”.